Por Luis Lizama
7 febrero, 2020

Tras acabar con la prohibición en mayo de 2019, el gobierno del país africano ha rematado los primeros paquetes en 18 mil dólares. Todo con la excusa de controlar la población.

Lamentablemente el ser humano se siente con el derecho a quitarle la vida a cualquier ser vivo. Nos creemos dueños del planeta, los dominantes y gobernantes. Lo cierto es que sólo somos invitados, pero no lo entendemos. Un ejemplo de nuestra soberbia es lo ocurrido con la caza animal.

En relación con aquello, Botswana, el país ubicado en el sur de África, que posee la mayor población de elefantes en el mundo, ha comenzado con la subasta de permisos para cazarlos. Es una tragedia para el reino animal. 

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Levantaron la prohibición de cazarlos en mayo de 2019, lo que ya hizo noticia en el mundo entero. Ahora, tras decidir legalizar y lucrar con su caza, han subastado el primer paquete de permisos para “controlar la población”. 

Este 2020, unos 272 elefantes morirán en manos de cazadores, amparados en la ley del dinero.

Turistas observando elefantes en la frontera del país (Reuters)

Tras 5 años de prohibición, el gobierno ha puesto a la venta 7 paquetes de caza, cada uno con permiso para asesinar a 10 elefantes.

El método usado es la subasta, tratando de conseguir la mayor cantidad de dinero a costa de la vida animal. El piso mínimo para llevarse un paquete es de 18 mil dólares. 

Imagen referencial – Pixabay

“Botsuana nunca ha abogado por una carnicería masiva, eso nunca ocurrirá. Por eso, el 40 % de nuestro país está dedicado a la conservación (…). El objetivo es gestionar (la población creciente de elefantes)”.

Dijo el Ministro de Medioambiente, Conservación y Turismo del país, a medios locales.

Con la primera subasta ya terminada, los protectores de la naturaleza y organizaciones animalistas y medioambientales han puesto sus ojos sobre el país africano.

Lamentablemente la decisión ya está tomada y el gobierno ha anunciado que la temporada de caza será de abril a septiembre. 

Imagen referencial – Pixabay

La población de elefantes en aquel país es de unos 135 mil ejemplares aproximados, lo que sin lugar a dudas no implica una plaga, un peligro ni tampoco justifica su asesinato. 

El egocentrismo del ser humano en su máxima expresión.

Puede interesarte