Por Lucas Rodríguez
23 julio, 2020

Se hizo conocido en las redes por su hocico fuera de lo común. Es algo que le dificulta la vida, pero que se hace más llevadero si está acompañando a quienes lo necesitan tanto como él.

Damos por hecho que con lo dulces, cariñosos y fieles que son, los perritos nunca podrían sufrir algo malo. De seguro que están compuestos en un 90% de polvo de hadas (el 10% restante por supuesto que es pelo), u algún componente similarmente maravilloso. Pero ellos no son solo estos peluches juguetones.

@bestboybrodie

Son seres vivos en sí mismos, y como ocurre en la naturaleza cuando no tiene intervención humana, a veces las cosas pueden salir algo mal. Es algo que nosotros notamos y de lo que nos apiadamos.

Pero la naturaleza no es piadosa ni cruel: solo tiene cierta cantidad de espacio para quienes la habitan. Por esto es que las crías nacidas con algún problema, tienden a no sobrevivir más allá de las primeras semanas. 

@bestboybrodie

Los seres humanos hemos revertido esto, dándole una oportunidad a incluso los cachorros más desgraciados.

La historia de Brodie, el pastor alemán mestizo con una clara deformación en su hocico, se hizo tan conocido en internet, que su Instagram incluso tiene la marquita azul, que separa a las celebridades del resto de nosotros. 

@bestboybrodie

La deformación de Brodie le ha significado una ceguera parcial de su rostro, así como algo de dificultad para comer y adaptarse. Ha sido una vida dura, pero rodeado de una familia que lo ama, Brodie ha conseguido salir adelante.

@bestboybrodie

Tanto así, que ahora se ha esparcido la noticia de que el perrito que la naturaleza probablemente no habría perdonado, va a devolver la ayuda que tanto bien le hizo.

Brodie se ha comenzado a entrenar para ser un perrito de terapia.

@bestboybrodie

Estos perritos son los que sirven para acompañar a personas que han sufrido situaciones traumáticas. Son distintos a los lazarillos, que son perros entrenados particularmente para guiar a personas ciegas.

Lo de Brodie es distinto: su entrenamiento tiene que ver con la paciencia. Con saber jugar y dar cariño pero de una manera amena y respetuosa, cosa de no alarmar a la persona a la que están ayudando. 

@bestboybrodie

Esta vuelta de la vida del perro resulta tan bella, que casi nos hace creer que estamos viendo una película. Él ya es un ser vivo que ha tenido que librar una batalla para adaptarse a un mundo que no estaba hecho para él. Que devuelva el favor ayudando a quienes han tenido que pasar por experiencias similares, lo ayudará un montón a él mismo, a encontrar su lugar en el mundo. 

Puede interesarte