Por Diego Aspillaga
8 julio, 2020

Pablo Fustec, de 32 años, no dudó en lanzarse al agua hirviendo para rescatar a su mascota. Si bien perdió la vida, su valentía y amor por los animales dejaron una gran marca en cientos de personas que lamentan su partida.

Hay personas que están dispuestas a hacer cualquier cosa por el bienestar de sus mascotas.

No importa si esto signifique endeudarse, quedar en la calle o incluso perder la vida, para algunos sus animales son lo más importante.

Pixabay

Un buen -y trágico- ejemplo de esto es el caso de Pablo Manuel Fustec, un actor francés radicado en México que dio su vida para intentar salvar uno de sus perros que estaba en peligro.

Fustec adoraba a sus mascotas más que a nada en este mundo. El actor de teatro no salía de su casa si no podía hacerlo con sus tres adorados perros.

Andry Parra Cota

El amor por sus mascotas era tal que este hombre no dudó en saltar tras una de sus mascotas cuando esta cayó a un yacimiento de aguas termales de azufre mientras paseaban en un sector del estado de Zinapécuaro, Michoacán.

Los resultados de esta heroica acción fueron trágicos. Fustec resultó con el 70 por ciento de su cuerpo quemado y tuvo que se trasladado de urgencia a un centro médico para intentar salvarle la vida.

Andry Parra Cota

Por varios días, Pablo luchó contra sus quemaduras y se aferró a la vida, pero desgraciadamente el pasado 6 de julio dejó este mundo después de sufrir un paro cardíaco.

La triste historia de este amante de los animales puede haber tenido un final triste, pero su sacrifico no pasó desapercibido.

Andry Parra Cota

Miles de personas inundaron las redes sociales con su imagen y recordaron lo mejor de su vida, su talento, su amabilidad y su gran amor por los animales.

“Un héroe se nos adelantó. Un gran ser humano que sin duda deja huella en muchos de nuestros corazones. Pablo dio su vida por Sasha (su perro), eso es el amor verdadero”, compartió Andry Parra en Facebook.

La publicación sirvió de ancla para todos los que lamentaban la muerte del actor francés, quienes también aprovecharon de despedirse y felicitarlo por su gran amor y respeto por sus perros.

Andry Parra Cota

“Así somos los que amamos a los animales, damos la vida por ellos”, “Que triste, Dios lo tenga en su gloria , espero que sus perritos no se queden en la calle”, y “Gracias a este gran ser humano se salvó un ángel, ahora ellos cuidarán de él, gracias por tu gesto, siento tu partida“, fueron sólo algunos de los cientos de comentarios recordando a Pablo.

Andry Parra Cota

Si bien este joven de 32 años  ya no vive entre nosotros, su amor por los animales y su sacrifico siempre seguirá presente y nos recordará la importancia de amar a nuestras mascotas, cueste lo que cueste.

Puede interesarte