Por Moisés Valenzuela
4 octubre, 2018

El ave, inocentemente, nunca notó que estaba rodeado de peluches.

Está comprobado que la presión social a veces nos obliga a hacer cosas o a tener determinadas conductas. Las ganas de ser aceptado y no ser visto como el raro o el extraño, a veces terminan por provocar que optemos por parecernos a los demás. 

Y bueno, los animales no están tan lejos de estos comportamientos. En un tierno registro que se ha vuelto viral en redes sociales, se puede ver cómo un búho en Chiba, Japón, se para al lado de sus amigos para hacer lo mismo que ellos.

Youtube

Sin entender por qué hacen lo que hacen, sólo va y los imita. ¡El único problema es que sus amigos son peluches!

El ave no logra comprender por qué los otros búhos permanecen tan quietos. No respiran, no mueven sus alas ni sus ojos. Parece una conducta sospechosa, pero todos lo hacen: dos de su tamaño y otros dos más pequeños están inmóviles. ¿Entonces qué hacer? Bueno, si no puedes vencerlos, únete a ellos, dicen por ahí. 

Youtube

El inocente pájaro no pudo resistir la presión. Si todos se iban a quedar en la repisa quietos, no tenía otra opción más que hacer lo mismo. Así que decidió volar hasta allá, acomodarse en espacio perfecto para él y listo, sólo quedarse ahí, estático. El plan perfecto.

El problema es que no sabemos cuánto más resistirá. Sus compañeros llevan mucho tiempo ahí y probablemente continúen. Quizás en algún momento sospeche de la actitud tan quieta de sus amigos y note que realmente son peluches. Pero bueno, mientras eso no suceda, lo tendremos ahí en la repisa, intentando no ser distinto a los demás. ¡Es realmente tierno!

Mira el video a continuación:

 

Puede interesarte