Por Mariana Meza
16 febrero, 2021

Bumble, una american staffordshire terrier, fue rescatada de la perrera por Charlotte. Luego de un mes en su nueva casa, su dueña se enteró que su mascota tenía cáncer de riñón.

Cuando se tiene una mascota una persona daría lo que fuera con tal de que esté bien y disfrute la vida al máximo. Eso es lo que está haciendo una mujer en Inglaterra, quien adoptó a su perra Bumble y un mes después supo que tenía cáncer terminal, pero en vez de echarse a morir, decidió darle los mejores últimos días de su vida con diferentes actividades que realiza junto a ella. Y está superando las expectativas de vida.

Mercury Press & Media Ltd

Cuando Bumble tenía cinco años fue arrebatada de su dueño y dejada en una perrera. Fue en ese momento cuando Charlotte (24) apareció en su camino para salvarla y, sin saberlo, entregarle las mejores aventuras que un perro podría recibir.

Charlotte, de Exter, Inglaterra, adoptó a la american staffordshire terrier y la rescató de la perrera. Todo iba bien hasta que un mes después de tenerla en casa, en noviembre de 2019, le informaron que Bumble padecía cáncer de riñón. La operó para extirparle uno de los órganos, pero el pronóstico no era bueno: la enfermedad se había ramificado al segundo y los veterinarios dijeron que solo le quedaban un par de meses de vida.

Mercury Press & Media Ltd

Cuando Charlotte supo sobre el estado de Bumble decidió transformar el tiempo que le quedaba en aventuras que nunca podrá olvidar. Entre las actividades incluyó llevarla a la nieve por primera vez, una visita al National Trust, una fiesta de disfraces y dos celebraciones de cumpleaños en grande.

Mercury Press & Media Ltd
Mercury Press & Media Ltd
Mercury Press & Media Ltd

“He criado a cientos de perros y nunca pensé en tener uno. Pero cuando llegó Bumble, decidí que tenía que quedarse”, dijo Charlotte (24), quien trabaja en Blue Cross Animal Homing Center, a Daily Mail y agregó que “podríamos haber probado la quimioterapia, pero eso no habría sido bueno para ella, así que decidí darle todo lo que necesitaba para que los últimos meses de su vida fueran especiales. Si le quedaban unos meses, entonces le iba a dar lo que pudiera”.

Sin embargo, para sorpresa de su dueña, Bumble ha vivido más tiempo del presupuestado, tanto así que Charlotte dijo que tuvo que cambiar la lista de deseos que le había hecho. “Hasta ahora, la llevé a la playa porque no sabía si alguna vez había estado, al pub, pintando huellas, una noche de queso, una visita a un sitio de National Trust, panqueques el día de los panqueques, se disfrazó de abeja para una fiesta de disfraces y se comió un Pupicino de Starbucks”, dijo.

Mercury Press & Media Ltd
Mercury Press & Media Ltd
Mercury Press & Media Ltd

Con el positivo cambio de planes, Charlotte le ha podido celebrar no uno, sino que dos cumpleaños a Bumble. Y quiere ir más allá, porque incluso comentó que una de sus ideas más extremas es que la american staffordshire terrier logre conocer a alguna celeridad. “Le encanta todo lo que hemos hecho hasta ahora, de todos modos le encanta todo lo que hacemos juntos”, explicó a Daily Mail.

Mercury Press & Media Ltd
Mercury Press & Media Ltd

Bumble ha superado con creces sus expectativas de vida y su negativo diagnóstico. Todavía tiene ganas de vivir y lo demuestra todos los días. “Es bastante bulliciosa, cuando llego a casa del trabajo, hace zoomies por la casa porque está emocionada pero también le encantan los mimos, en el sofá o en la cama o donde sea que esté”, comentó Charlotte. “Un año después y todavía está fuerte”, finalizó.

Puede interesarte