Por Macarena Faunes
25 octubre, 2019

Los veterinarios calculan que el burrito estuvo dentro de la bolsa durante todo un día. Perdió la batalla en los brazos de las únicas personas que le dieron amor en su corta vida.

Los animales merecen vivir una vida plena y feliz. Sin torturas, agresión o malos tratos. Pero los humanos más inescrupulosos están lejos de tomar conciencia de esto. Cada día somos testigos de la crueldad humana, pero esto no tiene nombre.

Un burro bebé murió tras ser abandonado en una bolsa de plástico en Alicante, España. El recién nacido fue dejado a su suerte en el recipiente en el campo en muy mal estado. Estaba cubierto de su orina y heces. Una escalofriante imagen que me hace cuestionar el nivel de maldad que alcanza la sociedad.

Cuatro.

La criatura fue encontrada por un hombre que paseaba por el lugar, quien se contactó de inmediato con el refugio de equinos de la zona, Easy Horse Care Rescue, la policía y el Centro Veterinario de Alicante. Les pidió ayuda para salvarle la vida. Al ver cómo estaba, las tres entidades llegaron a la misma conclusión: no tenía un buen pronóstico. 

Cuatro.

Lo llevaron a un recinto hospitalario donde le suministraron antibióticos y lo examinaron a fondo. Su cuerpo presentaba signos de maltrato. Los profesionales calculan que el burrito estuvo dentro de la bolsa durante todo un día. Se contagió de neumonía por el frío y estuvo expuesto a las infecciones que hay en el medio ambiente.

Cuatro.

El bebé perdió la batalla durante esa noche en el veterinario, pero nos quedamos con el consuelo de que se fue «rodeado de cariño», en compañía de quienes lo cuidaron en su corta venida a este mundo.

Pixabay.

¿Cómo es posible que la persona que lo dejó dentro del envoltorio no lo haya llevado a un recinto asistencial antes? ¿Era necesario dejarlo en plena naturaleza en vista de los depredadores que lo podían consumir? Lo que sí sabemos con certeza, es que la persona que lo puso así no querían que lo encontraran.

Pixabay.

Ante este impactante caso de maltrato, todos queremos justicia por el equino, pero no será así.«A pesar de la actuación policial durante el rescate, en estos casos no se hacen investigaciones para encontrar a los maltratadores», explicó el albergue equino PACMA, según informó el sitio Cuatro. La entidad lleva tiempo denunciando estos actos de violencia contra estos animales, pero las sentencias contra sus dueños siguen siendo insuficientes.

Pixabay.

Este burro bebé merecía una mejor vida de que la que tuvo en su corta estadía en la tierra. Crecer junto a su madre y estar rodeado de sus pares hubiese sido lo ideal. El agresor por este horrible hecho debe pagar.

Puede interesarte