Por Romina Bevilacqua
26 noviembre, 2015

Cuando vio esos ojos mirándolo, no lo podía creer.

Apenas Matt Williamson notó que su perro había desaparecido, salió en su búsqueda. Comenzó en el camino rural hacia Mississippi caminando a un costado, con la esperanza de encontrarlo por ahí husmeando o, en el peor de los casos herido por algún coche, pero en su lugar encontró algo insospechable.

Tirado a un costado del camino, entre la maleza, había un acuario con la tapa sellada con cemento. Pero lo que había dentro fue lo que llamó la atención del hombre. Mientras se acercaba, podía ver que unos ojos lo miraban. 

httpv://vimeo.com/148872330

Se trataba de dos aterrorizados cachorros que habían sido encerrados allí cruelmente para que murieran asfixiados.

“Miré más de cerca y vi estos ojos mirando hacia mí, y se veía que necesitaban ayuda”

–Matt Williamson–

Williamson actuó rápidamente y llamó a las autoridades locales para que socorrieran a los cachorros y les entregaran la atención necesaria. Trasladaron a ambos cachorros al centro de rescate más cercano en Mississippi (el Mississippi Animal Rescue League), donde los mantuvieron a ambos juntos en un lugar aislado para que pudieran acostumbrarse al lugar y superar el trauma.

Ambos estaban muy nerviosos y se mantenían muy cerca el uno del otro.

Pese a las inhumanas condiciones en las que los encontraron, ambos cachorros estaban saludables. Sólo presentaban un poco de fiebre, probablemente debido al enclaustramiento. Pero si todo sale bien, sus cuidadores esperan que pronto puedan ser adoptados.

Puede interesarte