Por Constanza Suárez
22 octubre, 2019

Happy, elefante de 48 años, vive solo y defensores de los derechos de los animales creen es “maltrato”.

El elefante Happy lleva más de 40 años viviendo en el zoológico del Bronx, en Estados Unidos. Pero desde 2006 que vive sola, separada de los demás elefantes del lugar desde una gran pelea.

Desde que se conoció su historia, muchos se preguntan: ¿Es Happy realmente feliz? Al parecer depende a quién les preguntes.

El zoológico ha dicho muchas veces que Happy está bastante contento. Pero un grupo defensor de los derechos de los animales describió la situación de manera muy diferente, diciendo que el elefante está siendo encarcelado ilegalmente. Entonces comenzaron una demanda contra al zoológico para liberar a Happy.

Change.org

El Proyecto de Derechos No Humanos es una organización sin fines de lucro que defiende a los “animales no humanos”. 

El grupo dijo que al mantener a Happy en cautiverio, el zoológico está privando al elefante de su libertad. En cambio, quiere que Happy sea trasladado a un santuario de elefantes donde pueda hacer nuevos amigos.

El director del zoológico del Bronx, Jim Breheny, calificó las afirmaciones del grupo de “ridículas” en un comunicado que mostró The New York Times. Dijo que la organización estaba “explotando a los elefantes del zoológico del Bronx para avanzar en su propia causa fallida”.

Change.org

Es que el zoológico ha emitido varias declaraciones en los últimos años diciendo que Happy no está solo. En 2016, Breheny señaló que Happy tiene contacto “táctil y auditivo” con sus amigos elefantes.

Aun así, las condiciones de vida de Happy han entristecido a los activistas por los derechos de los animales durante años. Hasta 2002, Happy compartía con un elefante compañero llamado Grumpy.

Luego, el dúo fue trasladado a un recinto con otros dos elefantes, Maxine y Patty. Esos dos elefantes atacaron a Grumpy, quien nunca se recuperó de las heridas y murió. Entonces le asignaron a otra pareja, Sammy, quien murió en 2006.

AP

Una semana después, el zoológico del Bronx anunció que ya no adquiriría nuevos elefantes. Lo que significaba que no había un nuevo compañero de cuarto para el feliz Happy, que ha pasado sus días en medio de la soledad desde entonces.

El grupo de derechos de los animales quiere que Happy sea trasladada a un santuario privado donde pueda estar con otros elefantes. Sin embargo, el zoológico insiste que Happy podría enfrentar conflictos si vive con otros animales de su especie.

La siguiente audiencia para tratar el caso de Happy está programada para el 6 de enero de 2020. Por ahora, el elefante deberá quedarse en el zoológico. La organización Proyecto de Derechos No Humanos no ha conseguido ganar ninguno de los recursos legales presentados en nombre de sus clientes animales.

Puede interesarte