Por Catalina Vásquez
18 marzo, 2016

¡Qué excelente iniciativa y ejemplo para el mundo!

El 5 de febrero de 2016, nació en el Reino de Bután, el nuevo heredero de la Dinastía Wangchuck. Se trata del primer hijo de sus majestades, el rey Jigme Keshar Namgyel Wangchuck y la reina Jetsun Pema. Un acontecimiento que merecía ser celebrado en grande, y que bueno, dejó la vara muy alta para el resto del mundo.

plantacion-masiva-arboles-celebracion-principe-butan-4
Royal Office for Media

Los reyes tuvieron la magnífica idea de plantar 108.000 árboles en la diminuta montaña Kingdom. Para ello se reunieron miles de voluntarios, que trabajaron felices y orgullosos de ayudar al Planeta y de estar celebrando la vida.

plantacion-masiva-arboles-celebracion-principe-butan-5
Royal Office for Media

Esto nos vuelve a recordar que Bután es el país más ecológico del mundo, y con menos emisiones de carbono. Su constitución, acordó que al menos el 60% de la tierra debe estar siempre cubierta de árboles, y actualmente, un 75% es absolutamente verde.

plantacion-masiva-arboles-celebracion-principe-butan-6
Royal Office for Media

Sin embargo, eso está lejos de ser lo más interesante. Ya que esta celebración, tiene también un trasfondo espiritual. 

“En el budismo, un árbol es el que provee y nutre a todas las formas de vida. Simboliza longevidad, salud, belleza, e incluso compasión. El número 108 también es considerado como sagrado para nosotros”.

– explicó Tenzin Lekphell, el jefe de una empresa privada que coordinó la iniciativa. –

A continuación, otras fotografías de este maravilloso día en el pequeño país del Himalaya:

plantacion-masiva-arboles-celebracion-principe-butan-1
Royal Office for Media
plantacion-masiva-arboles-celebracion-principe-butan-3
Royal Office for Media
plantacion-masiva-arboles-celebracion-principe-butan-2
Royal Office for Media
plantacion-masiva-arboles-celebracion-principe-butan-7
Royal Office for Media
plantacion-masiva-arboles-celebracion-principe-butan-8
Royal Office for Media

Para finalizar, otro dato interesante que quiero compartir, es que el año pasado, 100 voluntarios butaneses establecieron un récord Guinness por la plantación de 49.672 árboles en apenas una hora. Esperemos que el resto del mundo comience a seguir su ejemplo para ayudar al Planeta.

¿Qué te pareció la forma en que celebraron el nacimiento del nuevo príncipe del Reino de Bután?

Puede interesarte