Era utilizado para trasladar turistas en Acapulco y no les importó llevarlo al límite. Aunque los pronósticos eran poco alentadores, hoy luce fuerte y en muy buen estado de salud.

Hace ya prácticamente dos meses, tuvimos el placer de conversar con Gretta Fuentes de María, fundadora de No a las Calandrias de Acapulco, queremos bicitaxis, un proyecto que tenía como objetivo desde su fundación hace más de 10 años, liberar a los caballos que eran utilizados para trasladar a los turistas que visitaban Acapulco y que se querían montar en carruajes.

Un pasatiempo que a priori sonaba muy entretenido, hasta que Gretta y su grupo alzaron la voz para revelar los maltratos que se ocultaban detrás de la ‘atracción turística’. Un maltrato brutal contra los equinos, que incluso le había quitado la vida a algunos ejemplares. Y a los que no, los tenía débiles, cansados y agotados.

Facebook: No a las Calandrias de Acapulco, queremos BICITAXIS

Afortunadamente, 12 años después eso sí, los buenos terminaron triunfando. El 10 de marzo de 2020 la Secretaria de Transporte del estado de Guerrero proporcionó a los trabajadores cuatrimotos, para que liberaran a los caballos. El acuerdo se logró y los animales emprendieron rumbo a Puebla, donde fueron recibidos por Elena Larrea en Cuacolandia, allí reciben el trato que merecen.

Facebook: No a las Calandrias de Acapulco, queremos BICITAXIS

Y por si tenían alguna duda de que esto era así, fue la misma cuenta de Cuacolandia la que brindó una actualización sobre Rocky, uno de los ejemplares que había llegado al recinto en estado más delicado de salud.

Facebook: Cuacolandia

«Buenos días. La primera foto es de el día que llegó Rocky a Cuacolandia. Fue el único caballo de las calandrias de Acapulco que realmente pensé que iba a morir. Aparte de venir desnutrido, se golpeó en el transporte. La foto de abajo es del día de ayer, todavía tiene una larga recuperación pero tiene cuidados especiales y ya va de salida», informó la cuenta.

Facebook: Cuacolandia

Una excelente noticia que habla de la importancia de tratar con respeto a los animales, gracias al grupo «No a las Calandrias de Acapulco, queremos BICITAXIS«, y a «Cuacolandia«.

Puede interesarte