Por Daniela Morano
10 septiembre, 2018

Sólo quería volver al lado de su madre.

Si no existieran personas de buen corazón ni fundaciones para ayudar a animales, es probable que muchos morirían en distintos tipos de accidentes. Sea atropellados, abandonados, cayendo a algún pozo, etc. Las posibilidades de que sus vidas corran riesgo son demasiadas no sólo en medio de la naturaleza sino que también en las grandes calles de una ciudad.

La organización Animal Aid Unlimited se encuentran con animales en riesgo a diario. Aunque si no fuese por ellos, muchos de ellos no sobrevivirían, como sí lo hizo esta pequeña cabra.

Cuando un pastor de cabras los llamó, les dijo que necesitaba ayudar con urgencia. El grupo de rescate tomó sus cosas y corrieron a la escena donde una cabra bebé estaba ahogándose en un pozo. Por su tamaño y no saber nadar, la cabra estaba evidentemente cansada y a punto de darse por vencida.

Animal Aid Unlimited

Uno de los hombres bajó por una escalera hasta donde estaba ella y amarró una cuerda a su cuerpo apenas tocó el agua. La cabra bebé no pudo contener su emoción cuando lo vio, pues avanzó rápidamente hacia su héroe.

“Una vez que la rescatamos estábamos aliviados de que a pesar de su cansancio y el trauma por casi ahogarse, estaba bien. Más que nada quería volver al lado de su mamá”, comentó uno de los rescatistas de Animal Aid Unlimited.

Cuando llegó donde su mamá no podía estar más contenta. Se reunió con toda su familia y ellos también estaban muy contentos de reencontrarse.

Animal Aid Unlimited

No se sabe cómo la bebé cayó al pozo, aunque es probable que haya estado paseando, se perdió y accidentalmente cayó. A cualquiera le puede ocurrir.

Puede interesarte