Por Valentina Miranda
17 junio, 2022

Con solo 10 días de haber nacido, Simba no ha pasado desapercibido en Karachi (Pakistán) por el tamaño de sus orejas, las cuales superan el promedio de la raza anglonubiana a la que pertenece. Esta especie tiene orejas colgantes para refrescarse, pero los de la cría son extraordinarias.

Al ser bastante abundante, la naturaleza nunca deja de sorprender a las personas. La mayoría puede conocer especies que vivan en su propio país y en otros lugares gracias a lo que han visto en series, películas o documentales, pero siempre habrá una nueva e interesante por descubrir.

Simba es un cabrito de Karachi (Pakistán) que se ha vuelto reconocido por el largo tamaño de sus orejas con solo 10 días de haber nacido, según New York Post, tanto así que podría hasta tropezarse con ellas.

Yousuf Khan

Con un pelaje de color claro y un rostro tan tranquilo como dulce, Simba parece estar acostumbrado al gran tamaño de sus orejas que se mecen con el viento y llegan hasta el suelo.

Una característica que no deja de sorprender a la gente que la conoce, ya que estas miden 48 centímetros de largo de acuerdo a NYP. Algo que lo convertiría en una especie de Dumbo, a diferencia de que es una cabra y no vuela.

Yousuf Khan

Aunque este rasgo tan peculiar no debería de ser extraño, puesto que Simba es una cabra anglonubiana, una raza que es famosa por sus largas orejas.

Sin embargo, las medidas de Simba superan el promedio de esta especie, lo que las hace más grandes de lo normal convirtiéndolo en el ganador de un récord mundial, según Metro.

Yousuf Khan

Casi todas las cosas en la vida tienen una función, y las orejas de Simba y la raza a la que pertenecen no son la excepción. Resulta que aquella parte del cuerpo es larga para mantener fresco el cuerpo del animal cuando hace calor, lo cual resulta bastante útil si se considera que el cabrito vive en un país donde las temperaturas suelen llegar a los 32°C.

De este modo, Simba está más que preparado para protegerse del calor con sus orejas. Al ser prácticamente un recién nacido, debe tomar su leche para crecer sano y fuerte, y con el tiempo su dueño podrá ver si esta parte del cuerpo sigue creciendo, y si no le trae problemas a Simba.

Puede interesarte