Por Luis Lizama
11 junio, 2020

Se las arregla de una u otra forma para recibir los rayos solares, por muy pequeño que sea el espacio. Tiene un sexto sentido para identificar buenos lugares para la siesta.

Los cachorros son muy especiales. Recién están explorando el mundo, conociendo su cuerpo y moldeando sus gustos. Eligen una comida favorita, su lugar de descanso, una cama y muchas cosas que a nosotros nos hacen explotar de amor. Comienzan a definirse, si serán amantes de los juegos, de los balones o incluso del sol.

Así ocurre con esta pequeña preciosura de apenas 3 meses de vida. Es una verdadera fanática del sol, su cuerpo le pide calor, ella no nació para el frío. Siempre se las arregla para recibir los rayos solares, no importa si el espacio es pequeño. Busca el lugar perfecto para echarse al suelo y disfrutar de una buena siesta bajo el calor.

Instargram @nelliethesausagepup

Su nombre es Nellie y tiene poco más de 90 días de nacida. Ella supo inmediatamente lo que adoraba y lo que detestaba: El calor y el frío, respectivamente.

Tal como dice su dueño a The Dodo, ella es una «soñolienta y amante del sol».

Ella no necesita camas ni dormitorios, su lugar está donde esté el calor.

Instargram @nelliethesausagepup

Puede interesarte