Por Catalina Maldonado
24 agosto, 2021

Con incendios de más de un mes de duración en California, los animales también han sido víctimas de este desastre. “Creemos que el oso se quedó huérfano como resultado del incendio”, dijo un bombero del lugar, quien monitorea al cachorro desde hace días.

Los incendios han sido la tónica en el hemisferio norte del mundo, ya sea por las altas temperaturas o accidentes en las conexiones eléctricas, muchas viviendas, negocios, familias y animales se han visto afectados por esta dramática situación.

Uno de estos lugares en específico ha sido California, quienes hace ya más de un mes que experimentan incendios, lo que ha destruido más de 1.000 hogares y negocios, con casi 15.000 estructuras aún bajo amenaza. 

AP

Sin embargo, otro de los puntos que ha preocupado a bomberos y rescatistas, han sido los animales silvestres de estas zonas. Por ejemplo, los osos pardo, quienes viven por estos lugares y han sido víctimas de las llamas.

Justamente ahora, tras los incendios provocados por Dixie, un grupos bomberos encontraron a un cachorro de oso demacrado y solitario, quien presumen, pudo haber perdido a su madre producto del desastre forestal en la zona norte de California.

AP

“Generalmente, cuando los ves con una madre osa, se quedan con la madre osa y huyen”, dijo el bombero Johnnie Macy, quien fue enviado desde Golden, Colorado, para combatir el incendio. “Este oso no ha hecho eso, por eso creemos que el oso se quedó huérfano como resultado del incendio”.

Según Macy, llegaron a esta conclusión luego de monitorear por varios días al bebé oso, donde lo vieron saltar entre las plantas cubiertas de productos químicos retardadores de fuego. Además, su estado de salud producto de las quemaduras y el hambre, era preocupante. 

AP

Actualmente, un equipo de rescate de vida silvestre está esperando que la madre osa realmente no aparezca en el lugar, para así poder extraer al cachorro de la zona y darle un espacio adecuado para su crecimiento.

Si bien Macy calificó la situación como “desgarradora”, los equipos continúan trabajando mientras “la madre naturaleza sigue su curso”.

Una situación lamentable pero que está siendo combatida.

Puede interesarte