Por Florencia Lara
22 noviembre, 2021

“Vemos que ladra, llora, está abandonado. Nosotros le pasamos comida por debajo de la puerta porque no vemos a las personas que vivían acá; a los dueños no los vemos”, indicó una testigo.

Cada vez salen más casos de maltrato animal a la luz gracias a que las personas denuncian estás situaciones a la policía p a través de redes sociales. Esto fue jstamente lo que pasó en San Martín de Porres, un pequeño poblado de Perú , donde los vecinos del lugar reportaron que un cachorro estaba encerrado en un recinto vacío.

La República

El can se encuentra encerrado en lo que según dicen era un restaurant, pero que hoy ya no está en funcionamiento. Los vecinos reportaron que el pequeño peludo está solo y que no han avistado a sus dueños por lo menos en los tres últimos meses. “Vemos que ladra, llora, está abandonado. Nosotros le pasamos comida por debajo de la puerta porque no vemos a las personas que vivían acá; a los dueños no los vemos”, declaró una testigo de la situación al diario La República.

Lamentablemente la historia del perrito va de mal en peor. Los vecinos denunciaron el terrible caso de maltrato animal a las autoridades locales, pero estas hicieron caso omiso al llamado de auxilio.

La República

Actualmente el cachorro sigue encerrado en el local sin posibilidades de salir. La única luz de esperanza que tiene el pequeño animal son los habitantes del sector, que lo alimentan a través de las ranuras del inmueble.

Aun así, los miembros del vecindario esperan que el can logre salir de ahí. Según La República, los denunciantes han estado atentos todos los días para interceptar a los dueños de la vivienda. Desafortunadamente en los últimos 90 días nadie ha aparecido ni se ha acercado al restaurante abandonado.

Los habitantes del sector se encuentran presionando constantemente a las autoridades para que estas le brinden apoyo y rescaten al can. Mientras, los medios de comunicación de Perú ya se encuentran divulgando videos de este caso de maltrato animal.

La República

Situaciones lamentables como esta recuerdan una vez más a la sociedad la importancia de denunciar las prácticas violentas hacia animales. Si no hubiese sido por los vecinos del poblado, no se sabe cuál sería la situación actual del perrito.

Esperamos que pronto el pequeño pueda ser libre.

 

Puede interesarte