Por Lucas Rodríguez
6 septiembre, 2019

Un 66% de las mascotas estarían vacunadas, según un estudio realizado en Reino Unido. No es justo que los perros y gatos tengan que sufrir por nuestras creencias.

La apertura de las comunicaciones causó a la vez que se abriera la tolerancia a todo tipo de creencias. El exigir que todas las preferencias de estilos de vida sean vistas como una opción válida siempre va a tener la consecuencia inesperada de permitir que algunas opciones muy preocupantes se puedan defender como válidas. Desde gente que afirma que la tierra es plana a los clásicos que aseguran que el hombre nunca llegó a la luna, todo tipo de creencias alternativas tienen hoy más fuerza que nunca gracias al Internet y la conectividad. 

Una de las más preocupantes es el movimiento antivacunas (o ‘antivax’, como se le llama en inglés). Sostenido en base a mentiras y falsa evidencia científica, las personas que suscriben a esto creen que es mejor no vacunar a sus hijos, exponiéndolos a todo tipo de enfermedades que ya habían sido erradicadas en el pasado. 

Como si esto no fuera ya bastante preocupante, hay gente que comenzó a aplicar esta misma lógica desquiciada a sus mascotas, con los mismos resultados terribles que con los bebés.

Pixabay

Según el reporte PAW de este año de la organización inglesa PDSA, hoy en día solo un 66% de las mascotas contarían con todas las vacunas que les corresponden. No solo es este un número muy alto de mascotas en riesgo, sino que además es una caída enorme desde las 84% que midieron en el 2016. No hay que ser un experto para ver la causalidad entre la aparición de este movimiento y sus consecuencias.

Pixabay

Dejar fuera de la lista de vacunados a nuestras mascotas los puede volver vulnerables a condiciones que pueden ocasionales mucho daño. Males como la rabia, el distemper o la parainfluenza pueden afectar drásticamente la salud de nuestros perros o gatos, llegando incluso al extremo de llevarlos a la muerte.

La ciencia ha recorrido un trayecto muy largo y difícil, teniendo que oponerse a una serie de problemas para llevar a cabo las mejoras y regalos que le han dado a la humanidad. Desechar el duro trabajo que realizan estos hombres y mujeres en nombre de toda la humanidad, basándose en una creencia de moda difundida por celebridades sin ningún conocimiento al respecto, es ocasionarle un daño enorme a toda nuestra sociedad. 

Pixabay

Si queremos tratar a nuestras mascotas como si fueran nuestros hijos, es necesario que seamos responsables de su cuidado. Anteponer nuestras creencias sobre un tema u otro a la salud y bienestar de ellos, está dentro de lo opuesto de ser un buen amo. 

 

Puede interesarte