Por Lucas Rodríguez
3 marzo, 2021

Erik es famoso dentro de su santuario en Australia por estar realmente enamorado de Linda Davies, una de las encargadas. Es algo que él no se avergüenza de expresar.

Cuando pensamos en un animal expresando el cariño que siente por su cuidador, lo normal es ver la imagen de un perrito descansando su cabeza sobre las piernas de su humano, recibiendo suaves cariños sobre su cabeza. La otra opción es un gatito ronroneando mientras lo acarician a lo largo de su cuerpo (y a segundos de cambiar de opinión y mordisquear sin piedad esa misma mano, porque así son los gatos).

@twosongssanctuary

Cuando mucho, a veces nos encontramos con mascotas fuera de lo común dando muestra de afecto de esta clase. Lo que no vemos todos los días son animales de zoológicos o santuarios haciendo esto.

@twosongssanctuary

La razón por qué los perros o gatos tienen una relación tan directa y sencilla con las personas, es porque estas dos especies llevan siglos desde que fueron domesticadas: parte de su código genético les dice que estos monos sin pelo son de fiar. Un canguro, en cambio, es una especie que no tiene ninguna razón histórica para confiar en una persona.

@twosongssanctuary

Pero esto solo hace que el afecto que Erik le demuestra a su cuidadora sea más genuino.

@twosongssanctuary

El breve video, compartido por el Instagram del santuario Two Songs, ubicado en el sur de Australia. Erik es uno de las tantos canguros que viven en el santuario, donde reciben cuidados y comida de parte de cuidadores y cuidadoras como Linda Davies. Todos confían en ella, ya que saben que es alguien que cuidará de ellos y les dará sus alimentos. Pero la relación con Erik va mucho más allá de esto.

@twosongssanctuary

Cuando Erik notó que Linda se le acercaba, corrió a su lado. Sin darle posibilidades de resistirse, la cubrió por completo con una cariñoso abrazo.

@twosongssanctuary

El video ha comenzado a dar la vuelta al mundo. Quién no siente envidia al ver un animal así de grande, bello y glorioso, dando una muestra de afecto así de agradecida y hermosa. Si lo pensamos, un animal así de grande tienen la fuerza para destrozar a una persona sin siquiera darse mucha cuenta de lo que ha ocurrido. Erik en cambio, prefiere usar su voluntad para demostrarle a Linda que son ellos dos contra el mundo. 

Linda es considerada una afortunada por quién la ve junto a Erik el canguro. Es una relación de hace mucho tiempo, que nos enseña que el afecto no solo es algo que se cultiva, sino que también, puede llegar a florecer. 

 

Puede interesarte