Por Antonio Rosselot
16 enero, 2020

El koala sobreviviente fue rescatado por Humane Society International y actualmente está siendo tratado, pero su pose de dolor y pena al ver que su amigo ya no está quedará grabada en la retina de varios.

Si bien las lluvias que han caído en Australia en las últimas horas han significado algo de tranquilidad para los habitantes y animales de ese país, las historias trágicas y desoladoras siguen llenando portadas. La población de koalas del país ha sido una de las que más pérdidas ha sufrido, y la historia que les contaremos ahora es la representación máxima del dolor y la pena.

Una imagen tomada este miércoles en Kangaroo Island, una isla al sur de Australia, recorrió el mundo por su crudeza: en ella se ve a un koala a la orilla de una poza con la cabeza gacha, ubicado justo al lado de otro koala muerto. La pose del primer koala es reveladora, enterrando la cabeza en su pelaje, como si fuese un profundo lamento por la muerte de su compañero.

AFP

Kangaroo Island ha sido uno de los sectores más afectados por los incendios, perdiendo cerca de la mitad su área y a más de 30 mil especies desde hace dos semanas, cuando recrudecieron los incendios forestales en el país. Por lo mismo, sus suelos están llenos de cadáveres de animales chamuscados por el fuego: se estima que un 80% de la población de koalas ha fallecido.

AP

«Estas son algunas de las escenas más duras que me ha tocado ver como rescatista animal: los cuerpos carbonizados repartidos por todos lados, hasta donde se pierde la vista. Pero seguimos saliendo todos los días a buscar y rescatar, y seguimos encontrando animales vivos, lesionados, pasmados o traumatizados. Es un alivio poder darles vida inmediata».

Kelly Donithan, de Humane Society International a One Green Planet

AFP

La situación de los koalas en Kangaroo Island es crítica, como mencionamos anteriormente: de una población aproximada de 46 mil ejemplares antes de los incendios, ahora sólo quedan cerca de 9 mil. La isla es un lugar libre de enfermedades para los koalas, y su permanencia y mantención en dicho lugar significa que la especie puede seguir reproduciéndose.

AFP

Sin embargo, la situación actual ha hecho que los esfuerzos de los preservadores se multipliquen al triple, ya que si la situación sigue crítica, los koalas podrían llegar a considerarse como una especie en peligro de extinción.

En cuanto al koala triste por la partida de su compañero, fue rescatado por los miembros de Humane Society International y ahora está siendo cuidado y tratado.

AFP

Lamentablemente, su colega no corrió la misma suerte.

Puede interesarte