Por Lucas Rodríguez
27 julio, 2020

La desgraciada ave luchaba por retirar el plástico de su cuerpo. Ni usando su pico consiguió liberarse.

Damos por hecho que estamos haciendo todo lo que podemos por ganársela al covid-19. Nos quedamos en nuestros hogares, respetamos los consejos de distanciamiento social, pedimos nuestra comida a domicilio para reducir el contacto al mínimo. Nos han dicho que el recurso más valioso que tenemos a nuestra disposición, es usar mascarillas: la utilidad de estas para frenar una gran cantidad de glóbulos de saliva contaminados que pretenden dejar nuestra boca, ya ha sido probada de sobra. 

Unsplash

El problema de una situación como esta, es que da para pensar que el resto del mundo también se detuvo a la par con nosotros. Que los hospitales solo están dedicados a tratar a los enfermos de covid. No es así. Las personas que tenían enfermedades crónicas o necesitaban otros tratamientos, siguen existiendo. Una pandemia es solo un nuevo problema que toma predominancia sobre los demás.

Unsplash

Uno de los detalles más tristes de esto, es que mientras nosotros estamos preocupados de nuestra salud y la lucha contra el virus, hemos dejado de lado algunas de las luchas más intensas que ya estábamos luchando desde antes. Una fotografía de un halcón luchando por liberar sus talones de la contaminación del mundo, nos recordó que la contaminación del planeta sigue siendo una realidad. 

Steve Shipley Photography

La fotografía del animal, difundida por BBC News, sirve como un reloj despertador sonando directamente contra nuestro oído. Las mascarillas han sido clave en este proceso, pero el que tantas de ellas sean desechables, en su gran mayoría de plástico, no ha hecho más que crear una nueva alerta ambiental. 

Steve Shipley Photography

El halcón fue fotografiado luchando por desprender la mascarilla de sus talones. No se trata solo de una cosa de que le resulte incómodo: estos animales dependen de esa parte de su cuerpo para cazar. Sin ella disponible, pueden incluso llegar a morirse de hambre.

Unsplash

No es justo que por que nos estamos tomando nuestra propia salud más en serio que nunca antes, empecemos a dejar de lado la de los animales y la naturaleza en general. Este es el momento para que surjan los inventores, maestros de la ciencia y el progreso, con una máscara biodegradable. Las algas siempre pareciera que son un buen material de reemplazo. 

Unsplash

Imágenes como la del halcón deben ocurrir todos los días. Otra hace no mucho nos mostró partes del océano, repleto de mascarillas desechadas. Debemos tomarnos esto con la seriedad que corresponde. El covid es la más urgente de las pandemias, pero está lejos de ser la única.

 

Puede interesarte