Por Antonio Rosselot
6 octubre, 2020

“Nadie lo entrenó para hacer eso. Creo que simplemente está demasiado emocionado por jugar con otros perros”, comenta Noah Raminick, su paciente dueño.

Los tiempos han sido muy duros últimamente, y es probable que todos nosotros hayamos sentido la necesidad de recibir un abrazo apretado y cariñoso, para sentir que las cosas son más fáciles y que tenemos un apoyo para seguir avanzando.

Wallace, un corgi de un año de edad, sabe perfectamente cuál es su rol cada vez que sale a pasear con su dueño Noah Raminick: dar un gran abrazo a todos los otros perritos que se le crucen en su camino. Bueno, lo más grande que permitan sus patas…

El perrito se detiene cada vez que encuentra a alguno de sus colegas en la calle, y no los deja proseguir con sus planes si es que no les da un cariñoso abrazo antes.

“Es el perrito más dulce. Siempre está muy feliz de tener gente y perros alrededor. Le encanta dar besos en la cara y cuando ve a otro perro, siempre es el que comienza la sesión de juegos”.

—Noah Raminick a The Dodo—

IG: @iamwallacethecorgi

A veces Wallace se topa con perros que le doblan en tamaño, pero el pequeño no muestra nada de miedo y se para en sus patas traseras para tener el mejor ángulo posible en su abrazo. Su mejor amiga Daisy es una gran danés, pero él sabe que el tamaño no importa. “Siempre se abrazan cuando se ven, y eso que una de las patas de Daisy pesa lo mismo que el cuerpo completo de Wallace”, dice Noah.

Cuando le toca lidiar con perros más pequeños, Wallace procura ser gentil y delicado, sólo entrando en un contacto cercano luego de oler un poco y asegurarse de que el otro perro está cómodo.

“Lo que encuentro interesante con sus abrazos es que nadie lo entrenó para hacer eso. Creo que simplemente está demasiado emocionado por jugar con otros perros”.

—Noah Raminick a The Dodo—

Wallace no sólo se asegura de esparcir amor y cariño a sus colegas, sino que también lo hace con su familia, acurrucándose con ella en las mañanas y noches y jugando a toda hora. “Creo que a Wallace le gusta todo”, dice Raminick.

View this post on Instagram

Well hey there! #justbeincute #cutecorgi #disapprovingcorgi

A post shared by Wallace (@iamwallacethecorgi) on

Y es que claro, ¿a quién no le gustaría recibir un abrazo de este adorable perrito?

Puede interesarte