Por Luis Lizama
6 abril, 2020

Era una gatita callejera, pero muy tierna y fiel. Él la alimentaba todos los días, hasta que murió. Jamás la olvidará ❤️.

Nuestro eterno amor a los animales domésticos tiene que ver su inocencia. Son seres especiales, que no conocen de maldad. Por mucho que sufran y sean maltratados, jamás se llenarán de rencor. Actúan por instinto y cuando se comportan agresivos, generalmente es porque han pasado por cosas terribles. No importa si son callejeros, el cariño es el mismo.

Este carnicero de Turquía alimentaba todos los días a una tierna y fiel gatita callejera.

Vivía y deambulaba por los alrededores, encantando a todos los vecinos y en especial al protagonista de esta historia. Era su mejor clienta, hasta que la perdió: Ella falleció, pero era tanto el cariño que le tenía, que la sepultó en una pequeña tumba en su jardín y fabricó una réplica de cartón para que siempre estuviese presente en el local. 

Jamás la olvidará. 

Facebook Ricardo Arquette

Todos conocemos a alguien que se desvive por un animalito, si es que no nosotros mismos. Claro, dicen que los callejeros son más mimosos y fieles, pero la verdad es que todos son maravillosos.

Esta linda y emotiva historia se dio a conocer a través de la red social Facebook, donde un usuario publicó las fotografías y un breve texto.

“Este carnicero le daba de comer todos los días a esta gatita callejera, la gatita murió y él le hizo una replica en la misma posición y también le hizo una pequeña tumba”, escribió el usuario en el grupo de Facebook “Gatolicismo”.

Facebook Ricardo Arquette

Casi 20 mil personas interactuaron con la publicación, todos emocionados por la bella historia, unos rogando porque los gatitos fuesen eternos. Al parecer, esta tierna felina y su mejor amigo se hicieron famosos hace algún tiempo, por la linda rutina que juntos formaron.

Lamentablemente ella dejó este mundo y el hombre decidió honrarla con una réplica exacta hecha de cartón. Jamás podrá olvidarla, ella estaría feliz de saber que la recordarán tanto.

Facebook Ricardo Arquette

“Jade, la gata conocida en todo el mundo, descansa en paz aquí”, escribió el hombre en la pequeña tumba que le construyó.

Tal como dijo una usuaria de Facebook, ojalá los gatitos y todas las mascotas fuesen eternas. Su inocencia y amor le hacen falta a este mundo.

Puede interesarte