Por Cristofer García
30 diciembre, 2019

Alrededor de 8.000 koalas habrían muerto en estos incendios.

Los incendios que han arrasado con la vegetación en Australia no han dado tregua y estarían amenazando a la fauna de este país. Hasta la fecha, unos 480 millones de animales habrían muerto productos de las llamas que han azotado a la vida silvestre australiana desde septiembre.

De acuerdo a datos que maneja The Times, ecologistas de la Universidad de Sydney calculan que, de 480 millones de animales muertos, directa o indirectamente a causa de los incendios, se encuentran mamíferos, aves y reptiles, entre los cuales también estarían estarían incluidos alrededor de 8,000 koalas, que corresponden casi un tercio de los koalas en el hábitat principal de Nueva Gales del Sur.

Unsplash

Según Evening Standard, en esta región, ubicada al norte de Sydney (capital del país oceánico) es el hogar de la mayor cantidad de koalas de Australia, con una población de hasta 28,000 ejemplares.

“Hasta 30% de la población de esa región (pudo haber muerto)… Sabremos más cuando los incendios se hayan calmado y se pueda hacer una evaluación adecuada”.

Ministra de Medio Ambiente, Sussan Ley, a ABC.

AP

Pero no se han calmado. Estas llamas que se han llevado todo por delante y, según Evening Standard, aún se encuentra más de 100 incendios activos en Australia y se habrían consumido más de 5 millones de hectáreas, de las cuales 4 millones serían solo en Nueva Gales del Sur. Las cifras lamentables se cuentan en 9 personas fallecidas y cientos de casa arrasadas durante esta temporada de incendios forestales sin precedentes.

Por esta región una de las más pobladas de koalas, cuenta con uno de los principales hospitales para atender a estos animales. El día de Navidad habrían sido atendido al menos 72 animales gravemente heridos en el Hospital The Port Macquarie Koala.

AP

Y es que, además de lo masivos que han sido los incendios, los pequeños koalas son muy lentos para huir con prontitud de las brasas. De acuerdo a Mark Graham, ecologista del Consejo de Conservación de la Naturaleza, estos animales “no tienen la capacidad de moverse lo suficientemente rápido como para alejarse”.

Puede interesarte