Por Felipe Costa
31 diciembre, 2020

Desde febrero a noviembre de este 2020 unas 6 mil toneladas de mascarillas han terminado en los mares, a lo que hay que sumarle las más de 12 millones de toneladas de plásticos que año a año llegan a los océanos.

Si volviéramos en el tiempo hacia un año atrás, justo antes de la aparición de la pandemia, nos encontraríamos con otro enemigo número uno, tanto de la humanidad como del planeta, hablamos del cambio climático. Gran parte de las noticias del día a día eran sobre los planes del futuro por combatir las consecuencias de nuestros desechos como especie, pero rápidamente apareció algo nuevo, el COVID-19.

OceansAsia

La pandemia se ha vuelto nuestra prioridad, y el cuidado personal va antes que todo. Lamentablemente, y era algo que los expertos preveían, la cantidad de desperdicios generados por utensilios sanitarios desechables tienen sus consecuencias y el no hacerse cargo de la basura de estos materiales trae como resultado que hoy nos encontremos con al menos 6 mil toneladas de cubrebocas en los océanos.

Se estima de unos 560 millones de mascarillas en los mares y océanos solo este 2020, en un estudio de OceansAsia, en el que se prevé que vaya en aumento según avance la pandemia.

OceansAsia

Cada cubrebocas tarda un aproximado de 450 años en descomponerse, lo que se traduce en un impacto para la fauna marina aún más preocupante si a eso se le suman las al menos 12 toneladas de plástico que cada año llegan al mar y que mata al menos 100 mil mamíferos marinos y tortugas.

La organización OceansAsia, con sede en Hong Kong hizo un llamado a los gobiernos a plantear medidas políticas que combatan el impacto al medio ambiente junto con implementar medidas alternativas invirtiendo en desarrollo para solucionar el problema de las mascarillas desechables en masa.

OceansAsia

Desde el estudio aseguran que ya existen otras opciones reutilizables y sostenibles para prácticamente cualquier uso de plástico de un solo uso, incluyendo los cubrebocas de uso diario, pues a menos que sea extremadamente necesario, como el uso en hospitales, se pueden conseguir, por ejemplo unos lavables.

OceansAsia

Desde OceansAsia piden que con urgencia que el desecho de los tapabocas se haga desde una mirada responsable si no queremos ver grandes repercusiones dentro de unos años más.

Puede interesarte