Por Macarena Faunes
30 agosto, 2019

Kenaya contrajo una enfermedad a la piel y una infección respiratoria durante todo el tiempo que estuvo atrapada. Los rescatistas le dieron una segunda oportunidad para vivir. 🙌

Los animales tienen derecho a vivir en su ambiente natural sin ningún tipo de peligro de agresión. Son seres que quieren disfrutar de las bondades de los su hábitat y jugar con los elementos que tienen a la mano. Pero todavía existen personas que buscan solo entretenerse con ellos. Peor aún, una vez que ya los han usado como objeto de entretención, los devuelven de donde los capturaron de la peor manera. Todavía no me cabe en la cabeza cómo hay personas tan crueles en este mundo.

En Indonesia, una orangután bebé fue atado por el cuello y sujetado a un árbol durante horas. Su dueño lo dejó sin agua ni comida cerca para deshacerse de él de una terrible forma. Una cobarde acción que nos rompe el corazón de tan solo pensar lo mucho que sufrió en el bosque.

Getty Images

Alertados por este hecho de crueldad animal, un equipo de International Animal Rescue (IAR) fue a su rescate en la localidad de Sungai.

International Animal Rescue (IAR)

Los funcionarios cruzaron un río en botes. Cuando llegaron a la remota aldea, encontraron a la hembra con una soga que rodeaba su garganta. Al más mínimo movimiento brusco, podía dejar de respirar.

International Animal Rescue (IAR)

Los voluntarios la bautizaron como Kenaya. Una vez liberada del árbol, la alejaron de la casa del que parecía ser su dueño, un hombre llamado Yance.

International Animal Rescue (IAR)

Tomada en brazos por una rescatista, Kenaya se sometió a algunos controles médicos preliminares. Escucharon los latidos de su corazón, los que estaban en orden a pesar del maltrato que vivió. Con mucho cuidado le quitaron el cordón de su cuello, mientras otra integrante del equipo le tomaba su mano. Se sintió segura, protegida y no sufrió. 

International Animal Rescue (IAR)

Le limpiaron sus heridas y la alimentaron con leche. Fue trasladada al centro de rehabilitación de orangutanes de IAR de la ciudad más cercana, Kentapang, introduciéndola en una caja de madera.

International Animal Rescue (IAR)

La orangután fue diagnosticada con una enfermedad a la piel. Los veterinarios creen que adquirió una infección respiratoria durante el tiempo que estuvo en el ambiente sin los cuidados básicos. En este momento se encuentra estable.

International Animal Rescue (IAR)

Revisa cómo se encuentra Kenaya en el siguiente video

Los animales no son un objeto de entretención, ni mucho menos un bien de tu propiedad. Son seres que merecen respeto y dignidad como todos. Si no puedes con la responsabilidad de cuidarlos, busca a otra persona que lo haga. No merecen ser humillados por nadie. Jamás te deshagas de ellos de una manera tan cruel como lo que le hicieron a Kenaya.

Puede interesarte