Por Macarena Faunes
30 agosto, 2019

Animalistas han realizado donaciones anónimas para hacer crecer el premio. Quieren alentar a los ciudadanos con la búsqueda del agresor.

Quitarle la vida a un ser solo para sentir placer es uno de los actos más repudiables que existen. Lo he repetido hasta el cansancio, no son objetos de entretención. Aún existen personas que piensan que sí lo son, capturándolos sin compasión como si fueran trofeos. Ellos tienen sus días contados, ya que serán desenmascaradas muy pronto y pagarán por la crueldad que han hecho.

Desde mayo de este año, han asesinado a 42 burros salvajes en el desierto de Mojave, en California, Estados Unidos. Una organización animal ofrece como recompensa USD $50.000 a quienes les den información sobre el o los responsables de la matanza de estos animales. Yo también me sumo a ellos.

Pixabay.

The Washington Post afirmó que las donaciones por partes de activistas anónimos a este pozo crecen día a día. Los animalistas no descansarán hasta saber la identidad del agresor. Ya superaron la meta de la entidad.

Pixabay.

La Oficina de Administración de Tierra Estadounidense acompaña en esta iniciativa a le entidad. William Perry Pendley, uno de sus funcionarios, comentó a través de un comunicado de prensa lo comprometidos que están con esta causa.

Pixabay.

«Los caballos salvajes y los burros son un ícono del oeste americano, y forman parte de nuestra herencia cultural. Seguiremos cualquier pista hasta capturar a los responsables de estas muertes crueles y salvajes

Nosotros perseguiremos cada indicio hasta que hayamos arrestado y procesado a los responsables de estas crueles y salvajes muertes«.

-William Perry Pendley, funcionario de la Oficina de Administración de Tierra Estadounidense-

Pixabay.

Los asnos deambulaban por el área de Clark Mountain Herd, y vivían junto a 120 burros más. Asesinados con disparos de balas, se cree que el autor utilizó un rifle, y que se dedica a apuntar al cuello de los solípedos desde la distancia. Sus cuerpos encontrados en el condado de San Bernardino, cerca de la línea de Nevada.

Pixabay.

La matanza fue aparentemente indiscriminada. Un grupo murió mientras estaban bebiendo agua en un abrevadero. Tanto los adultos como las cría fueron tiroteados, afirmó la portavoz de la agencia Sarah Webster.

Pixabay.

La presidenta de la Sociedad Humanitaria de Estados Unidos, Kitty Block, comentó lo inquietante de esta situación. Él o los culpables deben pagar por su acción.

Pixabay.

«Estamos realmente perturbados por este crimen y por esta matanza sin sentido de los burros salvajes de nuestro país. Cualquiera capaz de este nivel de violencia debe rendir cuentas».

-Kitty Block, presidenta de la Sociedad Humanitaria de Estados Unidos-

Pixabay.

En Norteamérica, la agresión, captura, hostigamiento o muerte de los asnos es castigada con un año de cárcel y una multa cercana a los 2.000 dólares.

Pixabay.

Se desconoce la identidad del agresor, si actuó solo o acompañado. Las donaciones monetarias seguirán creciendo para alentar a todos los ciudadanos del sector a participar en la búsqueda de los matones.

Pixabay.

Aún quedan interrogantes sobre qué fue lo que pasó con los burros. Lo que sí sabemos es que todo tipo de violencia animal debiese estar totalmente prohibida en todo el mundo. Ojalá encuentren pronto a los asesinos.

Puede interesarte