De 1.3 millones de elefantes en todo el mundo, ahora se cree que solo hay alrededor de 400.000.

Los elefantes son unos nobles animales que desde hace décadas han sido perseguidos por cazadores que buscan llenarse los bolsillos de dinero a costa de su sufrimiento. Los cazan para extraerles los colmillos y luego comercializarlos en el mercado negro, donde son extremadamente solicitados.

Bien lo sabe Tony Sanchez-Arino, de 89 años, quien es considerado el cazador más peligroso y experimentado del mundo luego de jactarse de haber matado a más de 4 mil animales, entre esos, aproximadamente 1.300 serían elefantes, según sus cálculos.

Aunque se dice que el número podría ser bastante mayor, sobre todo considerado las 60 décadas que ha pasado persiguiendo animales.

PA

De acuerdo a un libro publicado por él mismo y llamado «Elefantes, marfil y cazadores», ha dedicado prácticamente toda su vida a la búsqueda de los elefantes, a los que cataloga como «magníficos» pese a que ha hecho todo lo posible por asesinarlos.

Incluso asegura que la caza no se detendrá hasta que se extingan… una afirmación que suena horrorosa, pero que considerando el número de elefantes que ha sido asesinado, podría ser cierta.

Antes solía haber hasta 1.3 millones de elefantes en todo el mundo, pero ahora se cree que hay alrededor de 400.000.

PA

Cabe destacar que la caza de animales está penada, sin embargo ha quedado revelado que la cantidad de marfil extraído de los elefantes se ha multiplicado por 12 en las últimas tres décadas, coincidiendo con el descenso del número de elefantes en la naturaleza.

PA

De acuerdo al fundador de la Campaña para prohibir este tipo de caza, Eduardo Gonçalves dijo a The Sun que el aumento en la caza de elefantes muestra que la industria está totalmente fuera de control.

Puede interesarte