Por Valentina Miranda
7 diciembre, 2021

Con esta iniciativa se busca reducir este “comercio vil”, como lo llamó el primer ministro Boris Johnson según Daily Mail. Desde el 2019, cerca de 300 animales muertos fueron ingresados a Reino Unido.

La caza es uno de los actos más repudiables y condenables que hay en el mundo, tristemente hay personas que aún presumen animales muertos como trofeos y como algo del qué enorgullecerse, pero han habido avances que buscan reducir esta horrible costumbre.

Dentro de poco en Gran Bretaña estará prohibido que los cazadores traigan los “premios” de especies en peligro de extinción para darle fin a un “comercio vil”, como dijo el primer ministro Boris Johnson según The Mail on Sunday.

Los cazadores acostumbran a posar para la cámara junto al animal, cuya vida fue arrebatada por una “afición” de esta gente.

Charlie Reynolds

“Esta semana, estableceremos nuestros próximos pasos. Serán integrales, robustos y efectivos y ofrecerán el cambio prometido para ayudar a proteger miles de especies”, dijo una fuente cercana a las autoridades, según Daily Mail.

A pesar de que muchos han criticado la demora ante esta situación, ya que desde el 2019 que los parlamentarios se habían comprometido a frenarla, no deja de ser una buena noticia. Desde aquel año, fueron cerca de 300 trofeos de animales en peligro de extinción los que ingresaron a Gran Bretaña.

Imagen referencial: Pexels

Como parte de la campaña para frenar esta costumbre, se le enviará a los parlamentarios un libro con fotografías adjuntas de 75 cazadores británicos, los que más orgullosos se sienten de la cacería. Además este incluirá el nombre de cada uno, para identificarlos como tal.

Esta información se encontró en el sitio web de Umlilo Safaris, una empresa sudafricana que le facilita el trabajo a los cazadores. Esta entidad les ofrece hasta 50 especies distintas de animales para que ellos le quiten la vida. Umlilo suele cobrar más de 12 mil dólares por un “paquete combinado“, por ejemplo para cazar a un león y una leona.

Y cobra 24 mil dólares por un elefante. Un negocio muy oscuro por el cual subsistir, pero que se espera reducir para que los animales no sufran más por motivos que no deberían estar pasando.

Daily Mail

De a poco seguirá prohibiéndose esta actividad en más lugares del mundo.

Puede interesarte