Por Daniela Morano
30 mayo, 2018

Creía en la caza «ética» y que ayudaba a la conservación de especies de esta manera. En sus tours, cobraba 2.850 dólares si es que la persona mataba una jirafa y 1.500 si le apuntaba a una zebra. Algunos lamentan la muerte de Claude Kleynhans, de 54 años, otros la celebran.

Suena como que el karma es real y esta noticia podría comprobar que sí. Claude Kleynhans, de 54 años, se dedicaba a cazar búfalos en Sudáfrica en la provincia de Limpopo, al noreste. El hombre era dueño de una compañía que se dedicaba a hacer tours de caza cerca de Tzanen, y se encontraba guiando a unos clientes cuando fue atacado el pasado martes.

Medios locales reportaron que el hombre se encontraba subiendo el cuerpo de un búfalo que recién había cazado a su camioneta cuando otro de estos animales se acercó y lo atacó. Tres de sus arterias femorales fueron rasgadas y falleció de inmediato, reportó Citizen.co.za.

Claude Kleynhans

Otros medios dicen que fue uno de los cazadores «más éticos» que había y que veía la caza no sólo como un trofeo sino como una forma de conservación de las especies.

La compañía Guwela Safari le pagaba a sus clientes $2,850 dólares si cazaban una jirafa y $1,500 dólares por una cebra. Las tarifas indicadas en su sitio web oficial también incluyen búfalos, yenas, hipopótamos y elefantes.

Por supuesto que esto ha atraído muchos de comentarios negativos en las redes sociales, pues no parece haber nada ético o positivo en el asesinato de un animal inocente simplemente por recreación.

En su cuenta oficial en Facebook personas a favor de los derechos de los animales han llenado de comentarios como «ojalá no descanses en paz maldito desgraciado. Mataste a muchos animales y ahora fue tu turno inútil cobarde. Ojalá te pudras en el infierno».

Otros hicieron alusión al karma y que «Claude merecía todo lo que le pasó».

Claude Kleynhans

El hombre se describía a sí mismo como un cristiano devoto y dejas a dos hijas y un hijo en esta tierra.

Para muchos, esto será una muestra de lo que sucede cuando eres malo hacia lo animales o la madre naturaleza, pues de quienes se aprovechó fueron también quienes le pusieron fin a su vida.

Puede interesarte