Por Cristofer García
24 marzo, 2021

“Pigcasso es definitivamente una expresionista abstracta, no puedes definir exactamente lo que está pintando pero puedo decirte que su estilo cambia levemente dependiendo de su humor, como cualquier gran artista”, dijo su rescatista.

Hay animales que encuentran una segunda oportunidad luego de estar en las peores condiciones de vida o incluso al borde de la muerte. Así es el caso de esta cerdita en Sudáfrica, la cual fue rescatada de un matadero, justo antes de que pudiera sufrir un destino lamentable.

Después de ese suceso de tan buena suerte para esta cochinita, asombrosamente descubrieron que no era un animal cualquiera, sino que escondía un talento entre sus atributos.

Reuters

De acuerdo a una reseña de la agencia británica Reuters, esta puerca fue salvada cuando era una lechona y ahora, siendo una adulta, sus cuidadores encontraron en ella habilidades especiales para la pintura.

Por esa razón la apodaron Pigcasso (En referencia a “pig” que es cerdo en inglés y el reconocido pintor español Pablo Picasso) y gracias a la buena labor de sus rescatistas, esta cerdita tiene la libertad de crear arte con los pinceles que maneja con su hocico y luego plasma en coloridos trazos.

Reuters

La cochina llegó a un santuario de animales en Franschhoek (Cabo Occidental) en 2016 y fue en ese momento cuando sus cuidadores entendieron que tenía una atracción especial hacia los pinceles y los colores.

“Los cerdos son animales muy inteligentes y cuando trajimos a Pigcasso a la granja, pensé en cómo mantenerla entretenida”, contó Joanne Lefson, quien dirige Farm Sanctuary SA, en conversación con Reuters.

Reuters

“Le lanzábamos balones de fútbol, de rugby y por supuesto había algunos pinceles por ahí porque la granja estaba recién construida. Ella básicamente se comió o destruyó todo excepto estos pinceles (…) los quería mucho“, agregó.

Poco a poco su nueva familia la apoyó a desarrollar su talento y le pasaban lienzos blancos con diferentes pinturas, para fuera libre de crear lo que quisiera. De esa forma, comenzó a hacer obras abstractas que parecen pintadas por el propio Picasso.

Reuters

Tanto ha sido lo que creció en el mundo del arte que esta cerdita ya vende cuadros que cuestan casi 4.000 dólares y que luego destinan al cuidado de los animales de este santuario.

Reuters

Otro de sus logros fue que el fabricante suizo de relojes, Swatch, tomara una de sus creaciones para hacer una colaboración llamada “Flying Pig por la señorita Pigcasso“. Se trata de una cantidad limitada de relojes con las características pinceladas de esta artista.

Reuters

Pigcasso es definitivamente una expresionista abstracta, no puedes definir exactamente lo que está pintando pero puedo decirte que su estilo cambia levemente dependiendo de su humor, como cualquier gran artista“, expresó Lefson.

Puede interesarte