Por Valentina Miranda
16 septiembre, 2021

La pequeña cerdita nació en julio de este año y hace unos días hizo su debut en Franklin Park Zoo de Estados Unidos. Fue la única sobreviviente de su camada, pero se encuentra bien junto a su mamá Artemis.

Hace unos meses se vivió uno de los milagros de la naturaleza en el Franklin Park Zoo de Boston (Estados Unidos). En julio Artemis, una cerda de río rojo, dio a luz a una bebé con franjas similares a los de una sandía, tal como describe el sitio del zoológico. Recientemente la pequeña cerdita se mostró al público por primera vez y causó mucha ternura a los asistentes.

Como cuenta el Zoo, ella fue la única sobreviviente de la camada, eran un total de tres, pero ella se encuentra en buenas condiciones nutriéndose de la leche de su madre. Curiosea lo que esta come, pero aún no está lista para comer alimentos sólidos.

Facebook: Franklin Park Zoo

Se trata a la vez del primer nacimiento de uno de estos cerdos en el zoológico y de Artemis. “Estamos muy emocionados con este nacimiento, que es el primero para esta especie aquí en Franklin Park Zoo. Ahora que la pequeña hizo su debut en la exhibición, es una oportunidad maravillosa para que los invitados la observen explorar con mamá. Artemis está muy bien y es una madre muy atenta. Esta es su primera camada, ¡y ha estado perfecta!”, dijo Christine Bartos, curadora asistente en el sitio del zoológico.

En el mismo medio, Franklin Park Zoo explica que tiene un plan cooperativo de supervivencia de especies llamado Red River Hog Species Survival Plan (SSP). El plan de supervivencia ayuda en el cuidado de especies seleccionadas que estén en peligro de extinción o bajo alguna amenaza y así mejorar su conservación.

Facebook: Franklin Park Zoo

Los cerdos del río rojo son una especie de jabalí que viven en los matorrales, bosques, pantanos y sabanas de África Occidental y Central. Conviven en grupos en el que suelen haber desde 2 a 15 hembras jóvenes y un macho adulto. Su alimentación consiste en pasto, raíces, bulbos y frutas. Ocasionalmente consumen huevos de aves, carroña, reptiles y pequeños mamíferos, como informan en el sitio del zoo.

Básicamente comen lo que pillen a su paso, y tienen un sentido del olfato y audición excelente. Tanto los machos y las hembras cuentan con colmillos.

Facebook: Franklin Park Zoo

Una hermosa y adorable criatura.

Puede interesarte