Por Daniela Morano
29 octubre, 2018

La libertad no es nada al lado de unos deliciosos nachos.

Los chanchos, como sabrán, no tienen muy buena reputación. Se cree que comen de todo, sea basura o el platillo más gourmet que exista y además se sabe que les encanta el barro (cosa que es verdad, pero no porque les guste la suciedad). Todo esto no significa que no sean brillantes a su manera; son animales cariñosos y preocupados por su entorno.

Cuando en esta estación de policía en San Bernardino, California, recibieron una llamada de emergencia sobre un chancho en fuga, sabían que debían ser ingeniosos para encontrarlo. No podían simplemente llamarlo y esperar que regresara como un perro.

“Si esto no es una de las llamas más inusuales que hemos recibido… la Estación Highland recibió una llamada en relación a un chancho del ‘tamaño de un mini caballo’ corriendo alrededor del vecindario. El diputado Ponce y Berg lo encontraron gracias a otras llamadas, y sabían donde vive”, escribieron en su cuenta de Instagram.

Una vez que hallaron al enorme chancho, lo buscaron para llevarlo de regreso a casa.

Pero no fue fácil.

https://www.instagram.com/p/Bo69vxuAmIG/

“Lo convencieron con Doritos. Una de las diputadas tenía una bolsa entre su almuerzo. Hicieron un caminito y él los siguió. ‘Logramos que entrara a una jaula y poner llave. ¡Fue entretenido!’ dijo el diputado Ponce. Desde luchar contra el crimen hasta rescatar sano y salvo a un mini chancho, hacemos de todo”.

Una vez a salvo, la pregunta más importante en redes sociales no fue si acaso el chancho regresó a su hogar (la respuesta es sí), sino más bien cuál sabor de Doritos comió.

Uno nunca sabe cuando tendrá que atrapar a un chancho en fuga.

Puede interesarte