Por Lucas Rodríguez
1 abril, 2021

Al notar al pequeño animalito atrapado hasta el cuello y apenas pudiendo respirar, los hermanos McMillon, de Texas, se pusieron manos a la obra. Con la ayuda de su padre y voluntarios, rescataron al pobre mapache.

Para las personas que viven en ciudades, pueblos u otros sectores que se encuentren cerca de bosques u otros lugares donde se pueda tener acceso inmediato al mundo salvaje, no es raro interactuar con animales de varias clases, tamaños y apariencias. En muchos casos, estas interacciones van más allá de solo ver una bella águila sobre la rama de un árbol, o quizás, ver a un mamífero un poco más grande que un perro pasar corriendo en la lejanía. 

@wildwestwildliferehabilitation

En el caso de Dray McMillon, y sus dos hijos, Dalton y Rylen, la interacción que tuvieron significó cambiar el rumbo de la vida de un acontecido mapache.

@wildwestwildliferehabilitation

El padre y sus hijos de 14 y 12 años, respectivamente, habían salido a un bosque cercano a su casa en Texas para caminar y ver un poco de naturaleza, cuando los chicos notaron algo fuera de lo común. En el piso, con solo su cabeza y brazos fuera de la tierra, había un pequeño mapache. No estaba descansando ni haciendo un agujero: todo lo contrario, una madriguera en la que había estado había colapsado con él dentro. 

@wildwestwildliferehabilitation

Esto significó que el pequeño mapache se había quedado atrapado. Con solo cerca de un tercio de su cuerpo fuera, el pequeño luchaba por respirar.

@wildwestwildliferehabilitation

Los dos chicos se pusieron manos a la obra para cavar y liberar al mapache. Su padre se les unió en la misión apenas notó lo que estaban haciendo. El trabajo era tan exigente como delicado: no podían simplemente comenzar a hacer agujeros, sino que debían cuidar mucho de que el pequeño mapache no fuera a resultar herido o se asustara de sobremanera. 

@wildwestwildliferehabilitation

Trabajando el resto de la tarde, la familia McMillon consiguió ampliar bastante el agujero, dándole por lo menos un poco más de aire al mapache.

@wildwestwildliferehabilitation

Al pedir ayuda a un centro de rescate de mascotas local, los McMillon vieron llegar a los voluntarios del Wild West Wildlife Rehabilitation Center con palas y otros utensilios para ayudar al mapache:

“Cuando llegué, el mapache estaba jadeando. Fue muy triste ver a este animal luchar. Mis hijos estaban muy convencidos de que teníamos que salvar al animal. Pude ver la sensación de logro en mis hijos. Estaban muy emocionados de que el animal fuera liberado sano y salvo”

–Dray McMillon para el Facebook de Wild West Wildlife Rehabilitation Center

Cuando logró salir del agujero, el mapache corrió de regreso al bosque. Aun así, los chicos McMillon juran que en un momento giró la cabeza y los miró a los ojos. Fue su manera de agradecer. 

Puede interesarte