Por Lucas Rodríguez
7 enero, 2021

El cachorro había caído a las aguas de una torrentera en Santa Cruz, Bolivia. Los dos chicos pudieron haberse herido, pero esto solo pasó por sus cabezas una vez le salvaron la vida al pobre cachorro.

Una de las características más distintivas de las ciudades latinoamericanas (especialmente para los turistas que visitan desde Europa, donde esto no es nada común) es encontrarse con la gran cantidad de perros que habitan las calles de las ciudades. Incluso las capitales más grandes del continente, como Buenos Aires, Santiago o Lima, están habitadas en parte por cachorros callejeros, que caminan de un lado para otro. Muchos de estos consiguen armarse vidas pacíficas, recibiendo comida de vecinos que los semi adoptan, así como arreglándoselas para encontrar uno que otro bocadillo dentro de la basura. 

Pero también, el andar a su suerte por las calles, significa que muchos de ellos se ven víctima a las cosas que las ciudades modernas tienen para mantener la vida de las personas funcionando.

Pixabay – Imagen Referencial

Puede que nosotros ya tengamos totalmente integrada la existencia de cosas como los coches o los canales de agua, pero esto no es siempre así para los perritos. Los que entienden de estas cosas suelen ser los que ya llevan años viviendo en las calles. En cierto sentido, estos ya han aprendido las normas y tácticas de vida en una ciudad. 

Ahora, los perros no viven más de 20 años. Cada día hay nuevos cachorros que llegan al mundo, por lo que no podemos esperar que todos los de estos sepan hacia dónde ir o qué hacer en una ciudad. 

Pixabay – Imagen Referencial

Así fue con un cachorro que se vio nadando por su vida en las aguas de una torrentera ubicada en Santa Cruz, Bolivia.

Debido a las fuertes corrientes de agua que corren por estos dispositivos, incluso el cachorro más atlético tendría problemas para resistirlas y mantenerse a flote. Lo que es más difícil aun, es poder salir de esta trampa acuática: en muchos de estos sistemas para manejar el agua, hay solo un par de puntos de entrada designados. 

Los Tiempos

El perrito recibió una ayuda inesperada de parte de un par de chicos, quienes lo divisaron mientras jugaban en los alrededores. Sin pensárselo dos veces, los chicos se acercaron al perro, quien luchaba por mantenerse junto a un rincón. Tomándolo de las patas, consiguieron sacarlo y traerlo a tierra firme. 

El medio Los Tiempos difundió la foto y la información, así como la historia de heroísmo de los chicos. Es de esperarse que más gente se entere de su historia y les dediqué un par de palabras de ánimo. Después de todo, fueron los héroes del día. 

Puede interesarte