Por Daniela Morano
4 marzo, 2019

Ahora puede correr junto a sus amigos como cualquier otro perro.

Cuando Ashley Looper, de Indianapolis, Estados Unidos, conoció a Turbo el chihuahua, se enamoró en un segundo. El pequeño nació sin sus dos piernas delanteras, por lo que debía saltar para poder moverse y eso lo agotaba. Sus dueños lo dieron en adopción cuando tenía sólo cuatro semanas de vida pues no podían cuidar de él, así que Ashley decidió tomar el asunto en sus manos.

“Me enamoré instantáneamente. Sé lo que es cuidar de un perro con necesidades especiales como él porque he trabajado con animales así en el pasado, así que es perfecto y lo adopté. Sus dueños me dijeron que necesitaba mucha atención personalizada y ellos debían cuidar de la madre y los otros cachorros”, le contó Looper a Mercury Press & Media.

Mercury Press

“Cuando lo llevé a casa le hice un carro para que paseara, con rueditas de juguetes, pero sabía que necesitaría de algo más permanente”.

Turbo fue toda una sensación en Internet de un día para otro, lo que le dio a Ashley la idea de abrir una página donde la gente pudiese donar dinero para pagarle una silla de ruedas real a Turbo. La campaña de Ashley recaudó $3,629 dólares, a pesar de que su meta inicial eran sólo $600 dólares.

“Llegaron muchas donaciones y estaba tan emocionada por el apoyo de la gente. Poco después un hombre que trabajaba para una compañía que diseña objetos en 3D me contactó y me dijo que él le haría una silla”. Mark Dewrick, el hombre en San Diego, diseñó la silla de Turbo que fue impresa con una impresora 3D y atada a su cuerpo por su lomo para que pudiese caminar con comodidad.

Mercury Press
Mercury Press

“Mark jamás nos pidió nada. Este fue su proyecto especial y no quiere dinero. Cuando le puse a Turbo su silla estaba muy contento”.

Aunque le costó acostumbrase, cuando vio a sus otros amigos perros correr, comenzó a darse cuenta que podía correr igual que ellos.

https://www.instagram.com/p/BWvNUoFHrqj/

Ashley guardó el dinero recaudado para las radiografías y vacunas de Turbo, pues a medida que crezca tendrá que visitar el veterinario con frecuencia.

Instagram turboroo

“Sé que necesitará medicamentos para sus huesos para que crezcan fuertes. Es un chihuahua como cualquier otro, es muy dulce y divertido”.

Puede interesarte