Por Daniela Morano
28 mayo, 2018

Nadie entiende cómo es que cayó ahí. Ni cómo sobrevivió.

Un potrillo conocido ahora como Tyson estuvo cerca de tener un horrible destino: el animal fue escuchado quejándose y llorando cerca de una estación de buses en la ciudad de Qaraghandy en Kazajistán, pero nadie lograba identificar de dónde venían los sonidos. Cuando finalmente lograron reconocer de dónde venían, no podían creer lo que veían.

En el área entre dos edificios, encontraron dentro de un pozo de 3 metros de profundidad, un potrillo.

Andrei Fridovsky, rescatador, dijo que “hay un espacio abierto entre los dos edificios con unos pozos abiertos. Cualquier podría haberse caído. No tenemos claro cómo es que el caballo llegó ahí. Cuando hicimos la visita, nadie ni sabía quien era el dueño de este”, reportó Daily Mail.

CEN

Los cuatro hombres hicieron una especie de manivela en el borde de cemento del pozo y amarraron al caballo para intentar subirlo. Sin embargo por lo angosto del pozo, era demasiado difícil sacarlo sin que este se parara en sus patas traseras.

Pero con fuerza y determinación, este grupo de hombres logró sacar al animal, en un particular rescate.

Además encontraron a su dueño, quien trabaja en un campo en las cercanía. El video ha sido visto por miles de usuarios en Internet.

Nos alegramos de que Tyson se encuentre sano y a salvo.

Puede interesarte