Por Javiera González Ruiz
13 febrero, 2019

Incluso una mujer bajó a comprar leche para darle a los bebés.

Aunque existen un montón de noticias tristes sobre maltrato animal, abandono, etc. no siempre todos los finales son tristes. Al menos así lo demostró un chofer de la locomoción colectiva en Chile que cambió el cruel destino de unos cachorros.

De acuerdo al relato de un joven que viajaba en el recorrido J07 del Transantiago, desde que abordó el bus, el conductor estaba teniendo un comportamiento un tanto extraño. Si bien él al subirse sintió gemidos como de perros bebés, no le prestó demasiada importancia.

Sin embargo, tras avanzar un par de cuadras, de pronto el chofer detuvo el bus y le pidió a una pasajera bajar a comprar leche. En eso demoró cerca de cinco minutos y luego continuó el viaje, ante la mirada extrañada de la mayoría de las personas a bordo, quienes no imaginaban lo que tramaba el hombre…

Twitter @AlanTresDos

Hasta que algunas cuadras después, justo por la concurrida ruta 68, detiene el bus cerca de un basural y baja a buscar algo en la basura. El joven, identificado como Mati Andaur, ya comenzaba a inquietarse, por lo menos se había retrasado entre 10 y 15 minutos por el extraño comportamiento del conductor.

Twitter @AlanTresDos

Pero cuando estaba decidido a increparlo, descubrió la noble acción del hombre perteneciente a la empresa de buses Metbus: subió con un envase de yogurt vacío y pidió algunos minutos para alimentar a unos cachorros que había rescatado. 

Los llevaba en una caja y se aseguraba de que estuvieran bien.

Twitter @AlanTresDos

Evidentemente al conocer la razón de todas las detenciones del hombre, los pasajeros aplaudieron su acción e incluso una mujer que viajaba allí se ofreció para cuidar a los animales en su casa hasta que estuvieran en edad y condiciones de darlos en adopción.

Sin duda ese hombre se merece un aplauso por su solidaridad.

Puede interesarte