Por Valentina Miranda
16 septiembre, 2021

También se les llama tigres pseudomelanísticos y los pocos ejemplares que hay viven en la Reserva de Tigres de Simlipal. Los resultados de un estudio hecho en Tata Institute of Fundamental Research llevan a la conclusión de que el gen Taqpep, que se encarga de los patrones de manchas y rayas, se ve alterado en este tipo de felinos.

En un sector al este de India se encuentra la Reserva de Tigres de Simlipal, un área que se dedica a la protección y cuidado de todos los tipos de tigres posible. Entre ellos hay uno que destaca y llama la atención de cualquiera, se trata de los tigres negros o pseudomelanísticos. De acuerdo a la información de Gizmodo, más de un tercio de estos felinos pertenecientes a la Reserva de Simlipal son de este tipo

Los tigres negros lucen como un tigre común en cuanto a tamaño y aspecto, con la diferencia de que sus rayas negras son más gruesas de lo común, por lo que desde ciertas perspectivas su pelaje aparenta ser negro en su mayoría. El motivo de esta pigmentación en particular es debido a una mutación genética en ellos.

Crédito: Rajesh Kumar Mohapatra

Para tener más claro los motivos, el equipo de investigación de Tata Institute of Fundamental Research (TIFR) hizo un estudio donde se analizó genéticamente a 85 tigres en cuatro subespecies para identificar sus diferencias a nivel molecular, según el mismo medio.

Las conclusiones apuntan a un gen en específico. “Los tigres pseudomelanísticos tienen una mutación en su gen Taqpep —como los humanos, los tigres tienen dos copias de cada gen y ambas copias están mutadas en tigres pseudomelanísticos— y sin Taqpep el proceso de establecimiento de patrones es defectuoso, lo que lleva a una ampliación y ocasional fusión de rayas”, explicó el genetista del estudio Greg Barsh a Gizmodo, por medio de un correo electrónico.

Crédito: Rajesh Kumar Mohapatra

Otras observaciones importantes fueron que todos los felinos pseudomelanísticos tenían una variante de nucleótido en su código genético que alteraría el gen Taqpep, el cual se encarga de las manchas y patrones de rayas en los gatos atigrados y guepardos, según Gizmodo.

Según el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU, todas las subespecies de tigres que quedan están en peligro de extinción, y los que viven en cautiverio tratan de mantener la diversidad genética al ser un grupo pequeño. Se tiene la hipótesis de que los ejemplares que quedan tienen relaciones endogámicas, es decir, entre los que tengan los mismos genes. “En general, la cantidad de tigres ha aumentado. Pero muchas poblaciones de tigres en su área de distribución siguen siendo pequeñas y aisladas y, por lo tanto, están sujetas a una deriva genética o cambios fortuitos en la frecuencia de los alelos y la endogamia. Todavía estamos aprendiendo sobre el futuro de esas poblaciones”, dijo la científica de TIFR, Uma Ramakrishnan a Gizmodo en un correo electrónico.

Crédito: Wikimedia Commons

El genetista Greg Barsh concluye que estos casos son atractivos para estudiar, porque llevan a investigar más sobre el desarrollo biológico de los animales. “La mayoría de las mutaciones de color tienden a afectar a todo el cuerpo, como el albinismo o el melanismo, por lo que las mutaciones que afectan el patrón de color son especialmente interesantes desde una perspectiva científica porque nos ayudan a comprender más sobre la biología del desarrollo”, dijo a Gizmodo.

Algo muy interesante de aprender, sin duda alguna.

Puede interesarte