Por Raúl Cobo
18 julio, 2016

¿Se podrá replicar lo mismo para los seres humanos?

Uno gran trauma en la vida de una persona puede ser perder algo con lo que se nació, como por ejemplo perder por completo la vista. Son muchos los casos en donde personas al llegar a la vejez pierden la visión y hasta el momento no existe una solución médica que nos permita recuperar la vista en un 100%. Los únicos casos que conocemos de gente que ha vuelto a ver se remonta a referencias bíblicas, pero hasta ahora, no hay evidencia empírica que demuestren que como seres humanos podamos volver a ver; sin embargo…

Captura de pantalla 2016-07-14 a las 7.13.15 p.m.
Universidad de Stanford

Él es un ratón que posee la particularidad de ser no vidente. Él junto a otros tres ratones en la misma condición fueron evaluados por los investigadores de la Universidad de Stanford con un fin único: hacer que los ratones recuperarán su vista… ¡Y lo consiguieron!

¿Cómo fue posible este milagro?

Básicamente, lo que hicieron los investigadores fue regenerar el nervio óptico, que estaba completamente seccionado, volviendo a establecer las conexiones con las partes apropiadas del encéfalo, y logrando así que células del cerebro implicadas en la visión vuelvan a crecer.

Captura de pantalla 2016-07-14 a las 7.11.52 p.m.
Universidad de Stanford

Después de someter a los roedores a un tratamiento que combina estimulación de alto contraste y manipulaciones bioquímicas, pudieron observar que se producía una regeneración de los axones, lo suficiente como para volver a procesar información visual.

Captura de pantalla 2016-07-14 a las 7.19.59 p.m.
Universidad de Stanford

En el estudio también se analizó que los ojos de los ratones se encontraban en una situación similar a la del glaucoma, problema degenerativo que se asocia con la presión en el nervio óptico. Esta patología es la segunda causa principal de ceguera en el mundo después de las cataratas, y afecta a 70 millones de personas en todo el mundo.

Principales y esperanzadoras conclusiones

Entre las conclusiones sacadas por el grupo de científicos hay varias que nos dan una señal de esperanza; por ejemplo se comprobó que las células funcionales del cerebro de los mamíferos SÍ se puedan recuperar. Además, el estudio señala que se podrían minimizar los síntomas de enfermedades relacionadas con la memoria, como el Alzheimer, el autismo y las lesiones de la médula espinal.

Captura de pantalla 2016-07-14 a las 7.20.16 p.m.
Universidad de Stanford

Para los científicos se trata de un gran avance, y el caso puede conducir en el futuro a curar la ceguera en seres humanos. Si lo hacen, cuenten con mi voto para el Nobel.

Puede interesarte