Por Mariana Meza
11 enero, 2021

Entre otros descubrimientos se encuentra una rana liliputiense de 10 mm de largo, dos mariposas de marca de metal, una orquídea boca de víbora y una nueva especie de víbora. 

La naturaleza nunca deja de sorprendernos con sus criaturas y animales. Y, aunque últimamente hemos sido testigos de muchas especies en peligro de extinción, hay otras que vuelven a aparecer.  

Y es que a solo 48 kilómetros de La Paz, en Bolivia, investigadores de Conservación internacional (CI) volvieron a ver a la rana de ojos de diablo, que había sido vista solo una vez hace 20 años atrás, y a la mariposa sátiro, además de descubrir otras 20 especies desconocidas.

Steffen Reichle / Conservation International

En una expedición de dos semanas, los investigadores comenzaron un Programa de Evaluación Rápida (RAP) con el fin de encontrar nuevas especies.

Y el viaje resultó bastante fructífero, ya que encontraron una rana liliputiense de 10 mm de largo, dos mariposas de marca de metal, una orquídea boca de víbora e incluso una nueva especie de víbora. 

Trond Larsen / Conservation International

Las nuevas especies fueron encontradas en el valle de Zongo, un lugar rodeado por altas montañas y con inexplorados ecosistemas, también conocido como “islas del cielo”. 

“Ciertamente no esperábamos encontrar nuevos vertebrados, como las dos serpientes y la rana, así que fue muy emocionante”, dijo Trond Larsen, de Conservation de International a The Guardian.

Trond Larsen / Conservational International

Larsen codirigió la expedición con Claudia Cortez, jefa de conservación del gobierno municipal de La Paz. Ambos pasaron 14 días subiendo y bajando pendientes de 2.000 metros. 

“Lo que es tan asombroso es que se podía escuchar el llamado distintivo de la ranita por todo el bosque, pero uno se acerca y deja de llamar”, comentó Trond sobre la rana ojos de diablo y agregó que “tratar de detectarlo cuando no emite ningún sonido y está escondido en el musgo fue una tarea tremenda”.

El equipo de científico de 17 personas, conocido como “el equipo Swat ecológico” que se suele enviar cuando se necesita de manera urgente información sobre un lugar poco conocido, llegó a la zona a través de un puente colgante largo y alto que cruza el río Zongo. Allí vieron una víbora de pozo venenosa y una nueva serpiente con los colores de la bandera boliviana.

Además, comentaron que las flores de la orquídea con boca de víbora “parecen imitar a un insecto y pueden servir para engañar a los polinizadores involuntarios, mientras que una nueva orquídea de copa muestra llamativas flores de color púrpura y amarillo”, según publicó The Guardian.

“Este paisaje verdaderamente hermoso y diverso se ha convertido en un refugio seguro para anfibios, reptiles, mariposas y plantas que no se han encontrado en ningún otro lugar de la tierra”, finalizó Larsen.

Puede interesarte