Por Cristofer García
17 septiembre, 2020

Autoridades de este estado, al sur de EE.UU., iniciaron una investigación luego de encontrarse los cuerpos. “Puedo decir que fácilmente estaría entre los cientos de miles de aves”, dijo una investigadora.

Un raro fenómeno tiene desconcertados a especialistas y a la sociedad en Nuevo México, al sur de Estados Unidos, luego de que un gran número de de aves estén apareciendo muertas en el suelo sin ninguna explicación. Calculan que se puede tratar de cientos de miles de pájaros fallecidos.

“Parece ser un número sin precedentes y muy grande”, dijo Martha Desmond, profesora del departamento de peces, vida silvestre y ecología de la conservación de la Universidad Estatal de Nuevo México, en conversación con una filial de NBC.

Allison Salas

“Puedo decir que fácilmente estaría entre los cientos de miles de aves”, agregó Desmond, aunque insistió en que es imposible determinar con exactitud de cuantas se trata.

Las autoridades de la región se encuentran investigando la situación para dar con una respuesta. Entre los lugares a investigar entra la Oficina de Administración de Tierras y el Campo de Misiles White Sands, un área de pruebas militares.

Allison Salas

“Sobre el alcance de los misiles, podríamos en una semana obtener un informe de menos de media docena de aves (afectadas). Esta última semana hemos tenido un par de cientos (de aves), así que realmente nos llamó la atención”, afirmó Trish Butler, bióloga del campo.

Estos animales han comenzado a aparecer por todos lados en el estado y nadie ha logrado explicar de qué se trata este asunto. Los residentes de esta localidad han reportado el gran número de aves muertas, luego de ser encontradas en rutas de senderismo, campos y otros sitios.

Allison Salas

Una de las reseñas de esta citación lo hizo el periodista Austin Fisher, quien en un video publicado en Las Cruces Sun News, se puede apreciar como las aves yacen en el terreno sin vida, en varios grupos. Fisher se encontraba en una caminata el pasado 13 de septiembre, en el condado de Río Arriba, al norte del estado, cuando grabó la trágica escena con su teléfono.

“No tengo ni idea”, se le escucha decir a Austin en el video, a la vez que muestra este cementerio animal, donde se hace imposible alcanzar a contar todas las aves, por la gran cantidad.

Austin Fisher

De acuerdo a Desmond, la única respuesta hasta ahora podría ser un frente frío que golpeó a Nuevo México la semana pasada o quizás las sequías recientes, pero aún es incierto.

Puede interesarte