Cuando ve que hay espacio para él en el patio, salta la cerca sin ningún problema.

Es totalmente normal que perros o gatos callejeros se nos acerquen pidiendo uno que otro bocadillo cuando tienen hambre. Sin embargo, esta familia tiene un visitante muy especial al que alimentan a diario y que sale completamente de cualquier expectativa.

Se trata de un ciervo que pese a ser un animal salvaje y por lo general miedoso de los humanos, adora acercarse a esta familia.

Es que el animal descubrió que esta madre y su hijo no lo iban a lastimar por nada del mundo, pues la primera vez que se vieron en lugar de espantarlo o amenazarlo, le ofrecieron un trozo de manzana que devoró con gusto.

Youtube @ViralHog

Y aunque la familia pensó que era un momento único que probablemente jamás se volvería a repetir, estaban totalmente equivocados.

Ahora que el ciervo sabía dónde podía encontrar tan delicioso bocadillo y de manera tan fácil, decidió ir a visitarlos todos los días en un horario similar. Así que, al día siguiente de ese primer encuentro, cuando la madre se dio cuenta de que había vuelto el mismo animal, cortó manzana y fue a alimentarlo.

Youtube @ViralHog

Y desde entonces, se ha convertido en casi una mascota que se deja alimentar con la mano… aunque siempre es cauteloso.

Youtube @ViralHog

Primero se acerca lentamente y cuando ve que hay espacio suficiente en el patio para entrar, salta la cerca muy ágilmente y espera ansioso sus rodajas de manzana. Incluso últimamente ha llevado a algunos amigos ciervos al lugar, pero ellos aún no se atreven a acercarse demasiado. Sin embargo la familia cree que pronto lo harán.

Youtube @ViralHog

Mira aquí la curiosa visita:

¡Sí que lo disfruta!

Puede interesarte