Por Antonio Rosselot
22 julio, 2020

«Si no estás dispuesto a cuidar responsablemente a tu mascota, no deberías tener una. Queremos dejar eso en claro en el código de la ciudad», señaló Hunter Williams, jefe del Comité de Seguridad Pública del Ayuntamiento de Birmingham (Alabama). Con esta nueva ley, buscan combatir el «abuso pasivo» hacia los animales.

En los últimos meses hemos visto cómo los gobiernos de algunos países, estados o ciudades aprueban leyes y reglamentaciones que protegen a los animales del abuso y aprovechamiento.

Fairfax County

Países como China e India, que históricamente han tenido un trato a los animales como de producto para vender, están tomando conciencia de que dicha actividad es inhumana y la están erradicando de sus territorios.

Pero hoy, una ciudad en Alabama (EE.UU) está llevando el plan aún más allá.

Mental Floss

El Concejo de la Ciudad de Birmingham, una de las más grandes del estado sureño, aprobó el día de ayer una ordenanza municipal que criminaliza el hecho de amarrar o encadenar a un perro —o cualquier mascota— a un punto fijo por más de 8 horas consecutivas.

Es decir, ahora los locales podrían incluso ir a la cárcel en caso de no cuidar apropiadamente a su mascota, abusando «pasivamente» de ella.

Dogster

«Nuestro comité ha recibido un gran número de quejas sobre individuos que amarran a sus perros a árboles y nunca les quitan las cadenas, usándolos esencialmente como una alarma barata y causándoles tremendos daños en el proceso».

Concejal Hunter Williams, jefe del Concejo de Seguridad Pública, a AL.com 

Según Williams, este es un esfuerzo para evitar que siga habiendo crueldad animal en la zona. «Si no estás dispuesto a cuidar responsablemente a tu mascota, no deberías tener una. Queremos dejar eso en claro en el código de la ciudad», señaló.

Wide Open Pets

La ordenanza también establece penalizaciones para quienes comentan estos actos. La primera violación de la regla significará una multa de 150 dólares, y si hay dos más en un período de 12 meses, las multas aumentarán a 250 y 400 dólares respectivamente, además de un posible encarcelamiento en la última etapa.

Si bien Birmingham no es una ciudad demasiado relevante en EE.UU, sí sienta un precedente importante para la protección efectiva de las mascotas allá.

¡Esperamos que su ejemplo sea tomado en otras zonas urbanas de dicho país!

Puede interesarte