Por Luis Lizama
9 marzo, 2020

Fue captada por una fotógrafa en Paraguay, quien le hizo un seguimiento y acompañó hasta que nacieron sus dos bebés. Sin dudas era la mejor “casa” del vecindario.

La naturaleza y la fauna nunca dejan de sorprendernos. Su sabiduría es asombrosa y cada cierto tiempo se encarga de recordárnoslo. Al fin y al cabo nosotros mismos somos una creación de su mano. Otra demostración de lo magnífica que es la naturaleza es lo ocurrido en esta historia, una linda y tierna postal del hogar colibrí.

La fotógrafa y Guía de Naturaleza Bianca Caroline Soares, capturó un hermoso momento en los bosques de Paraguay. Se trata de una colibrí embarazada que construyó un nido bastante especial. Hasta allí todo normal, pero lo que dejó a Bianca con la boca abierta fue el “techo” que la futura madre puso junto a su hogar. Para cuidar mejor a sus futuros polluelos, se arrimó a una hoja que funcionó como techumbre. Es una mamá muy inteligente. 

https://www.instagram.com/p/B2w34ZRDYNB/

A través de su cuenta de Instagram, Bianca publicó la tierna imagen que se hizo viral. Y es que si bien los hogares de los animales suelen evocar ternura, este se pasó. Nadie se imaginaría un nido con techo.

La fotógrafa suele ver muchos nidos, animales y sus hogares, pero este le llamó tanto la atención que escribió:

“Hasta la fecha, mi fotografía favorita. Demasiada ternura en una sola foto!”.

https://www.instagram.com/p/B3uAI06DgM_/

“Vi cinco nidos de colibríes ese día, pero este fue el más ingenioso”.

Explicó Soares a The Dodo.

La sombra que llegaba al nido, gracias al techo, hacía de ese hogar, el mejor del vecindario. Un gran lugar para dar a luz a sus polluelos y formar una linda familia.

Soarez hizo un seguimiento a la esforzada e inteligente madre y, al pasar los días, se percató del nacimiento de sus pequeños.

Bianca Caroline Soares

Dos polluelos llegaron a este mundo y no pudieron hacerlo en un lugar mejor, pues aparte de tener una madre excelente, también tendrán un hermoso hogar.

En los días calurosos, serán los más felices de contar con un lindo techo.

Bianca Caroline Soares

Pasó el tiempo y sus polluelos abandonaron el nido, confiados e inteligentes, esperanzados y llenos de amor de madre. 

Viendo la dedicación de su madre para con ellos, seguramente serán unos excelentes colibríes.

¡Recordarán por siempre su hogar!

Puede interesarte