Por Romina Bevilacqua
21 diciembre, 2014

Ya hemos escuchado sobre lo devastadora que puede ser la industria ganadera para el medio ambiente. Pero ¿cuánto daña al planeta el consumo de carnes rojas? Según un completo estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, la producción de carne libera cinco veces la cantidad de gases invernadero que la producción de leche, aves, cerdo, y huevos sumados juntos. Los científicos incluso dicen que el consumir menos carne roja puede ser más beneficioso para el ambiente que dejar de andar en automóvil.

La historia real es lo dramático del impacto de la carne en comparación al impacto de todo lo demás”, dijo a The Guardian, Gidon Eshel, profesor del Bar College. Él dijo que el daño resultante de la producción de carne roja es tan masivo que requiere acción de los legisladores.

“Recomiendo encarecidamente que el gobierno no se meta con las dietas de las personas, pero a la vez, hay muchas políticas gubernamentales a favor de la actual dieta en la cual predomina el consumo de animales”, dijo Eshel. “Quita este apoyo artificial dado a la industria ganadera y los precios que subirán harán el resto. De esa forma habrá una intervención menor en la dieta de las personas”.

Aerial-view-of-World-s-la-010

Tim Benton, profesor de la Universidad de Leeds quien no participó de la investigación, está de acuerdo. “El mayor aporte que podrían tener las personas para reducir las huellas de carbono no sería dejando sus automóviles de lado, sino comiendo una cantidad significativamente menor de carne roja”, le dijo a The Guardian.

La industria de la carne no se ha quedado en silencio. Kim Stackhouse, director de sustentabilidad de la Asociación Nacional de Criadores de Bovinos, dijo a The Wall Street Journal que el estudio era “una simplificación excesiva de los complejos sistemas que conforman la cadena de valor de la carne”. Stackhouse sostiene que en los últimos años los productores de carne han mejorado sus técnicas de sustantibilidad y que la producción de carne en los Estados Unidos genera menos gases invernadero que cualquier otro país del mundo.

Eso puede deberse a que los países más adinerados, tal como los Estados Unidos, han estado obteniendo su carne de vacas criadas en países en desarrollo. Eshel le dijo a Journal que si bien la cantidad de emisiones de gases invernadero del ganado ha descendido en un 23% en el mundo desarrollado, la cantidad de otras naciones han aumentado el doble.

Las personas que no están listas para dejar de comer bisteques y hamburguesas no deberían sentirse mal, no es necesario dejar de comerlos por completo, sino que simplemente consumir menos carne y así disminuir su huella de carbono. Uno de los investigadores del estudio, el científico ambiental Ken Caldeira, ofreció una imagen suficientemente simple: Comer medio kilo de carne genera más emisiones de carbono que usar 4 litros de gasolina.

Visto en: Take Part

Puede interesarte