¡Conserva variedades interesantes y ahorra un poco de dinero!

Siempre es bueno poder reutilizar no solo nuestras cosas materiales, sino que también nuestros alimentos. Es interesante poder conseguir las propias semillas de las hortalizas que nosotros mismos hemos cultivado, o incluso podemos intentar conseguir las semillas de los tomates que compremos en el mercado, siempre que no sean híbridos.

Ya sea por ahorrarnos un poco de dinero, para preservar una variedad interesante o porque algún tipo de tomate es bastante resistente a enfermedades y plagas, siempre hay razones para cultivar en casa. 

Tomato seed plopped out of a strainer. #heirloomtomatoes #tomatoseeds #seedsaving #seedharvest

A photo posted by Owen Taylor (@seedkeeping) on

Para empezar, debemos seleccionar la mejor planta que tengamos y la que veamos es más resistente o la que menos problemas o enfermedades nos haya dado. De esa planta debemos elegir uno de los mejores frutos para que más tarde nos entregue sus semillas. 

El resto del proceso se los explico perfectamente en el vídeo. Verán lo sencillo que es poder tener tus propias semillas para ser cada día más autosuficientes en el huerto y gastarnos menos dinero.