Por Javiera González Ruiz
28 septiembre, 2018

¿Cuál técnica te funciona a ti?

De seguro alguna vez habrás escuchado el dicho “más difícil que darle una pastilla a un gato”. Esto, porque es prácticamente imposible dárselas sin una lucha de por medio. Es que ellos están convencidos de que no las tragarán por nada del mundo, así que hacen todo lo posible por escupirlas.

Y eso lo sé por experiencia propia. Cuando me dijeron que a mi gata de 14 años debía darle por el resto de su vida 2 pastillas al día, pensé que no sería tan terrible… pero definitivamente me equivoqué. Si bien nunca ha sido inquieta o buena para rasguñar, el primer día intentando darle sus remedios fue caótico.

Basta con decir que terminé con 3 pastillas perdidas, sangre en los brazos y algunas lágrimas de frustración.

Instagram @mo_harutan

Me rasguñaba, no se quedaba quieta, no podía abrir bien su boca… y cuando al fin pensaba que estaba listo, escupía la pastilla un poco disuelta. Después opté por dársela entre su comida, pero me recomendaron no volver a intentarlo porque luego podría rechazar el alimento, que también era parte de su dieta de por vida.

Así que, decidida a encontrar la forma más fácil de hacerlo, recurrí a Youtube y busqué distintas formas de dársela. Probé con varias, pero al final la única que me ha resultado hasta hoy, es cubrirla con una toalla gruesa y arroparla como si fuera un bebé, dejando solo su cabeza afuera. Así, impido que me rasguñe y luche por arrancar.

Luego me siento, la pongo sobre mis piernas, con una mano abro su boca presionando la zona de sus colmillos e inmediatamente pongo con la otra mano la pastilla lo más adentro de su hocico que se pueda.

Después cierro su boca y espero a que trague, así me aseguro que no la está guardando en su lengua para escupirla. Cuando veo que tragó, recién la dejo libre.

Instagram @mo_harutan

Como lo cuento suena bastante aterrador para ella, pero todo va acompañado de mucho cariño… aunque apenas me ve caminar con la toalla, intenta refugiarse en algún rincón al que me cueste llegar. Definitivamente tiene claro que perderá la batalla y deberá tragarse los remedios.

Instagram @mo_harutan

Sin embargo, para aquellos gatitos más tranquilos y que olvidan usar sus garras para defenderse, un video muy útil está dando vueltas por internet y que les puede servir de gran ayuda si deben darle algún medicamento por un tratamiento corto o permanente a sus peluditos.

Mira aquí cómo debes hacerlo:

Puede interesarte