Por Pedro Juan
24 julio, 2015

Nada mejor que una ensalada con hojas frescas y libres de químicos. 

El cultivo de la lechuga, es uno de los primeros cultivos que se recomienda a gente que empieza a cultivar un huerto o tener un huerto urbano, tal vez porque es uno de los cultivos más rápidos en ser cosechado. Además gracias a su rápido crecimiento, es menos propenso a tener plagas y uno puede ver los resultados de su trabajo pronto, con lo cual animan a todo el mundo a seguir introduciéndose en este mundo de los cultivos en casa.

Este cultivo lo vamos a separar en varias partes, la primera, va a ser la siembra desde semilla. Luego haremos un aclarado y repicado de las lechugas y por último las plantaremos en el huerto urbano. Y una vez cosechada podrías rebrotar la lechuga desde su base, como te enseño en este video. Hay muchas variedades de lechugas y no puedo hablar de todas por ahora, pero en general hay dos fechas para hacer los semilleros que van desde febrero a mayo y luego podríamos hacer otros semilleros de agosto a octubre (hemisferio norte), cuando ya han pasado los calores del verano y los fríos del invierno, estas fechas son más o menos ostentativas (en el hemisferio sur sería más o menos igual).

Para el semillero hemos utilizado varios materiales entre ellos cosas recicladas como un tetra brik y para la mezcla del semillero :

  • 60% de turba o sustrato.
  • 40% de humus de lombriz.
  • 5%-10% de vermiculita.
  • 5%-10% de perlita.

Esto sería la mezcla ideal, aunque si no puedes conseguir vermiculita y perlita no te preocupes, ya que puedes hacer el semillero igualmente.

httpv://youtu.be/mhXE5SL-nZQ

 

Puede interesarte