Por Diego Aspillaga
9 enero, 2020

Under Armour anunció que no trabajaría más con el corredor Jaime Alejandro luego de que un video lo mostrara golpeando a un perrito que se le cruzó mientras participaba en una competencia. Ahora lo pensará dos veces antes de maltratar a un animal.

En el deporte, así como en la vida, ganar no lo es todo.

Pixabay

Una persona no es una ganadora si no gana de manera justa, sincera y respetuosa tanto con las personas con las que competía como con las personas y criaturas que lo rodean.

Un primer lugar no vale nada si se logró de mala manera, y esto fue precisamente lo que le pasó al atleta Jaime Alejandro, quien hizo noticia por patear a un perrito que se cruzó mientras lideraba una carrera en la ciudad colombiana de Calda.

En un video publicado y difundido en redes sociales, se ve como el tierno animal sólo desea correr al lado de los humanos que están compitiendo.

Y mientras el resto de los competidores siguen concentrados en la competencia y sólo ignoran al animal, Alejandro decidió tomar el asunto en sus manos y pegarle una fuerte patada para sacarlo de la competencia.

Luis Felipe Lopez Lopez

Nada se interpondría entre el y el primer lugar.

La acción le valió muchas críticas en redes sociales, donde miles de personas lo reprocharon por maltratar al pequeño animal con el sólo objetivo de seguir liderando una competencia.

Luis Felipe Lopez Lopez

Y si bien el hombre no pagó ahí mismo por sus pecados, las repercusiones de sus acciones están comenzado a aparecer.

Junto al repudio general de miles de personas, organizaciones animalistas y sociedades de protección a los animales, ahora son las empresas que auspiciaban al atleta las que están castigándolo por su vil acción. 

Luis Felipe Lopez Lopez

A menos de una semana del hecho, la compañía de ropa deportiva Under Armour informó que no seguirá trabajando con Jaime Alejandro debido a su despectiva conducta frente a los animales.

«Under Armour ha finalizado su relación con Jaime Alejandro (@jesusrunner90) luego del video que saliera a la luz los días siguientes. Como compañía no toleramos la violencia o conductas que lastimen o pongan en peligro a los animales», escribió la filial colombiana de la compañía en su perfil oficial de Instagram. 

Unos días antes, el propio Alejandro se disculpó por su actuar en la carrera, explicando que todo fue parte de la euforia del momento.

«No justifico mis actos, pero sí fue un momento de euforia en la carrera. Espero empezarlo a pagar de alguna manera así sea ayudando a perritos callejeros… y no voy a empezar a mostrar eso en redes», dijo.

@jesusrunner90

La disculpa, para muchos, vino muy tarde y estaba vacía. Y es que ni la euforia puede justificar el maltrato animal.

Los deportistas están sometidos a este tipo de presiones y situaciones todo el tiempo. Si el hombre pierde la razón en todas sus competencias, significa que simplemente no es un buen hombre. 

@jesusrunner90

Y a juzgar por el reproche que sigue generando en redes sociales y la cancelación de su auspicio por parte de Under Armour, todos estamos de acuerdo en esto. 

 

 

 

Puede interesarte