Por Pablo Román
29 enero, 2018

“Hey, hey, hey, es mi esposa a la que estas tocando”, dijo el celoso esposo.

Existen personas que aman los perros, otros los gatos y, los más extraños, a los monos. Su pasión no es entendida, pero con lo siguiente planeo hacerles justicia. El contexto este: Una pareja está en Indonesia, compartiendo con los peludos simios. Todo parece adorable y amoroso, pero nuestro amigo quería algo más que bananas.

rima_danielle

Y la verdad es que lo entiendo. Ellos son, dentro del reino animal, los más cercanos al ser humanos. Por esa razón, compartimos algunos gustos.

Por ejemplo… este:

Sí, el mono se fue directo al premio. Y su esposo tuvo que aguantar como otro tocaba a su mujer.

Muy parecido a nosotros.

Puede interesarte