Por Camila Londoño
26 octubre, 2020

Casi 40 dólares pagó junto a su colega en el mercado local, condujeron cinco kilómetros e hicieron lo que consideraron correcto. Las regresaron a su hábitat.

Dos tortugas marinas fueron sacadas del océano en Papúa (Nueva Guinea) para ser vendidas como comida. Las esperaba una muerte segura, pero gracias a un hombre llamado Arron Culling y su colega Mark, ellas volvieron a donde pertenecen.

man-saves-sea-turtles-arron-culling-papua-new-guinea-5
Arron Culling

Por menos de 40 dólares, Culling y Mark, compararon a las tortugas en el mercado local, condujeron 5 kilómetros y las dejaron ir. Luego, compartieron las imágenes de la liberación en las redes.

man-saves-sea-turtles-arron-culling-papua-new-guinea-6
Arron Culling
man-saves-sea-turtles-arron-culling-papua-new-guinea-7
Arron Culling

No es la primera vez que estos hombres de buen corazón rescatan tortugas. Antes ya habían liberado a 10 de éstas.

Ese gesto de generosidad y conciencia es maravilloso pues hay siete especies distintas de tortuga que están en peligro de extinción o están cerca de estarlo por culpa de la pesca ilegal en varios lugares como Papúa, Australia y México. Allí son atrapadas por su  carne y caparazones.

Aproximadamente 42.000 tortugas marinas son asesinadas cada año y muchas otras mueren en las redes de pescadores que buscan atrapar otros productos del mar. 

man-saves-sea-turtles-arron-culling-papua-new-guinea-8
Arron Culling

Aplausos para Arron y Mark. Son héroes en todo el sentido de la palabra. 

Puede interesarte